08
Mié, Dic
282 New Articles

ONU llama a redoblar esfuerzos para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas

Inclusión Social
Typography

La violencia contra las mujeres a menudo no se denuncia, silenciada por el estigma

Por Reyes Gamez

Monterrey, México (Agencia de Noticias 3er Sector).- La Organización de las Naciones Unidas (ONU), recordó que casi 1 de cada 3 mujeres ha sufrido abusos a lo largo de su vida. En tiempos de crisis las cifras aumentan, como se vio durante la pandemia de COVID-19 y las recientes crisis humanitarias, conflictos y desastres climáticos.

"La violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo la cuestión de derechos humanos más generalizada y urgente a nivel mundial. Es tanto un delito abominable como una emergencia de salud pública, y tiene consecuencias de gran alcance para millones de mujeres y niñas de todos los rincones del planeta", señaló António Guterres, Secretario General de la ONU.

Si bien la violencia de género es generalizada, esta puede y debe prevenirse. Detener esta violencia comienza por creer en las sobrevivientes, adoptando enfoques integrales e inclusivos que aborden las causas fundamentales, transformen las normas sociales dañinas y empoderen a las mujeres y las niñas. Con servicios esenciales en los sectores policial, judicial, sanitario y social, y con suficiente financiación para la lucha por los derechos de las mujeres, podemos poner fin a la violencia de género.

"Lograr un cambio es posible. Es el momento de redoblar nuestros esfuerzos para, juntos, eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas para 2030En este día internacional, redoblemos nuestros esfuerzos por erradicar para siempre la violencia de género", subrayó el Secretario General de la ONU.

A fin de sensibilizar sobre esta relevante lacra, este año la ONU promueve el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con el lema “Pinta el mundo de naranja: ¡Pongamos fin a la violencia contra las mujeres YA!”. Y es que para las Naciones Unidas, como cada año, el naranja es el color estrella de sus campañas para representar un futuro más brillante y libre de violencia contra mujeres y niñas. 

La Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Sima Bahous, enfatizó que la violencia contra las mujeres es una crisis mundial. En todos nuestros barrios hay mujeres y niñas que viven en peligro. En todo el mundo, los conflictos, los desastres naturales relacionados con el clima, la inseguridad alimentaria y las violaciones de los derechos humanos están exacerbando la violencia contra las mujeres. Más del 70 % de las mujeres han sufrido violencia de género en algunos contextos de crisis. En distintos países, tanto ricos como pobres, los prejuicios de género han dado lugar a actos de violencia contra las mujeres y las niñas.

Lamentó que "la violencia contra las mujeres a menudo no se denuncia, silenciada por el estigma, la vergüenza, el miedo a los perpetradores y el miedo a un sistema de justicia que no funciona para las mujeres. La pandemia de COVID-19, con todo su aislamiento y distanciamiento, ha permitido un tipo de violencia invisible: una segunda pandemia de violencia en la sombra contra mujeres y niñas, que a menudo se encuentran encerradas con sus abusadores. En todos los rincones del mundo, las líneas de ayuda ante la violencia contra las mujeres registraron un aumento en los informes".

Un nuevo informe de ONU Mujeres, basado en datos de 13 países desde la pandemia, recoge que 2 de cada 3 mujeres padecieron alguna forma de violencia o conocían a alguna mujer que la sufría. Por desgracia, solo 1 de cada 10 dijo que recurriría a la policía en busca de ayuda. A su vez, se llegó a la conclusión que estas mujeres tienen más probabilidades de enfrentarse a situaciones de pobreza y escasez de alimentos.

"Las cifras más recientes de ONU-Mujeres confirman que durante la pandemia de COVID-19 ha aumentado la violencia contra las mujeres y las niñas. En un estudio de 13 países, casi la mitad de todas las mujeres señalaron que o bien ellas o bien conocidas suyas habían comenzado a experimentar violencia de género durante la pandemia. Prácticamente la cuarta parte de las mujeres señalaron que los conflictos domésticos eran más frecuentes, y una proporción similar de mujeres indicaron que se sentían menos seguras en casa.

La violencia, aunque se concentre solo en una parte de la sociedad, nos afecta a todos: deja cicatrices en la siguiente generación y debilita el tejido social. Se puede trazar una línea directa entre la violencia contra las mujeres, la opresión civil y los conflictos violentos, como dejan patente el uso de la violación y la esclavitud sexual como instrumentos de guerra y la misoginia que recorre el extremismo violento", enfatizó el Secretario General de la ONU.

Si bien la violencia de género es generalizada, esta puede y debe prevenirse. Detener esta violencia comienza por creer en las sobrevivientes, adoptando enfoques integrales e inclusivos que aborden las causas fundamentales, transformen las normas sociales dañinas y empoderen a las mujeres y las niñas. Con servicios esenciales en los sectores policial, judicial, sanitario y social, y con suficiente financiación para la lucha por los derechos de las mujeres, podemos poner fin a la violencia de género.

La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres mencionó que "los derechos humanos de las mujeres, incluidos los referentes a la seguridad, la dignidad, la igualdad y la justicia, son principios fundamentales del derecho internacional. Y sabemos que el liderazgo y la seguridad de las mujeres, en toda su diversidad, desempeñan un papel vital en el progreso económico, el bienestar de las comunidades, la salud y la educación de las niñas y los niños, y más. Todas y todos nos beneficiamos cuando se defienden los derechos humanos de las mujeres, y todas y todos sufrimos cuando se abusa de esos derechos".

Agregó que "se están abriendo nuevas oportunidades. El verano pasado, como parte de un compromiso de USD 40 mil millones con las mujeres y las niñas del mundo, el Foro de la Generación Igualdad presentó la Coalición para la Acción sobre la Violencia de Género. La Coalición reúne una amplia gama de grupos de mujeres y otros grupos: jóvenes, sociedad civil, instituciones religiosas, sector filantrópico, sector privado, organizaciones internacionales y Estados Miembros de las Naciones Unidas. Habrá compromisos financieros y políticos concretos e iniciativas ampliadas en esferas críticas: servicios de apoyo a sobrevivientes, marcos jurídicos y más recursos para las organizaciones de base

Hoy, el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y la Niña también abre esperanzas emocionantes. Comienza el período anual de 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género, una serie de eventos dirigidos a crear un cambio real. Para 2021, el tema es "Pinta el mundo de naranja: ¡Pongamos fin a la violencia contra las mujeres YA!".  El naranja simboliza un futuro más brillante, libre de violencia. Les doy la bienvenida y les insto a que participen. 

Los grupos de mujeres y las personas interesadas en todo el mundo han sido vitales para el progreso que se ha logrado. En adelante, juntas y juntos podremos hacer la vida mejor y más radiante para muchas más niñas y mujeres en todo el mundo".

Únete a los 16 días de activismo 

Como en años anteriores, este día internacional marca el comienzo de una campaña por parte de las Naciones Unidas denominada Campaña Únete, la cual plantea 16 días de activismo (25 nov-10 dic) que concluyen coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Dicha iniciativa, liderada por el Secretario General de las Naciones Unidas y la agencia ONU Mujeres desde 2008,  tiene como fin prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo, pidiendo una acción global para aumentar la conciencia, impulsar la promoción y crear oportunidades para el debate sobre retos y soluciones.

"Sin embargo, la violencia contra las mujeres no es inevitable; se pueden lograr resultados con las políticas y los programas adecuados. Deben ser estrategias integrales y a largo plazo que aborden las causas profundas de la violencia, protejan los derechos de las mujeres y las niñas y promuevan movimientos firmes y autónomos en pro de los derechos de las mujeres. Este es el modelo que las Naciones Unidas han construido mediante la Iniciativa Spotlight, alianza conjunta con la Unión Europea.

El año pasado, en los países asociados aumentó un 22 % el número de agresores enjuiciados, se aprobaron o reforzaron 84 leyes y políticas, y más de 650.000 mujeres y niñas pudieron recibir servicios relacionados con la violencia de género a pesar de las limitaciones relacionadas con la pandemia", señaló el Secretario General de la ONU.

Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, dijo que todos los años, el 25 de noviembre, conmemoramos el Día Internacional de la Eliminación de  la  Violencia  contra  la  Mujer,  sensibilizando  al  público  a  esta  lacra  y  celebrando  los  esfuerzos destinados a combatirla, ya que no se debe dejar solas a las mujeres que defienden los derechos.

"La COVID-19 es uno de los factores que impulsan esta abominable tendencia. La pandemia ha entrañado un incremento del 25% de la violencia doméstica y en línea contra las mujeres y las niñas  en  muchos  países. También  ha  obligado  a  millones  de  niñas a abandonar la  escuela. Se calcula que 11 millones podrían no volver nunca a clase, lo que dará lugar a más matrimonios forzados y embarazos no planeados en los próximos decenios. Ahora bien, la COVID-19 dista mucho de ser el único motor de la violencia contra las niñas y las mujeres. Las jóvenes  que  defienden  el  derecho  de  las  niñas a la educación, como  Malala Yousafzai, sufren amenazas y agresiones. Las mujeres periodistas que defienden la libertad  de  expresión,  como  María  Ressa  –ganadora del  Premio  Nobel de la Paz y del  Premio Mundial de Libertad de Prensa UNESCO-Guillermo Cano–, son objeto de campañas de odio en línea. 

En  resumen,  las  mujeres que se oponen a la opresión  y  luchan  por  sus  derechos  están  siendo silenciadas, y ello es inaceptable. Sin embargo, a pesar de este sombrío panorama, se están llevando a cabo iniciativas alentadoras", mencionó la Directora General de la UNESCO.

Destacó que en Iraq la UNESCO está formando a mujeres policías para que puedan  responder a los peligros que acechan a las mujeres periodistas, y ha ayudado a crear una línea  telefónica  de  asistencia  para  denunciar  las  amenazas  que  estas reciben. En la República Democrática del Congo, una red de periodistas de investigación recibió una beca del Fondo Mundial para la Defensa de los Medios de la  UNESCO por su labor de lucha contra la impunidad de las agresiones a mujeres periodistas. 

"Esta lucha para poner fin a la violencia contra la mujer nos concierne a todos. Actualmente la UNESCO reafirma su compromiso de garantizar que las supervivientes de la violencia de género sean  escuchadas y atendidas. Gracias  al  poder  de  la  educación, la cultura y la comunicación, arrojaremos luz sobre esta pandemia en la sombra, que supone una grave amenaza para nuestros valores y nuestra sociedad", señaló Azoulay.