07
Jue, Jul
372 New Articles

Ovodonación en México: altruismo, sororidad y vida

Estilos de Vida
Typography

En México el 17% de las mujeres en edad reproductiva padece infertilidad 

Ciudad de México.- Gestar un bebé es un deseo que muchas parejas podrían ver limitado por razones biológicas, genéticas o, incluso, sociales. Actualmente, la donación de óvulos u ovodonación se ha convertido en uno de los métodos de reproducción asistida más comunes y con una importante tasa de éxito en nuestro país.

En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad que se conmemora durante junio, Olivia Salas, Especialista en Biología de la Reproducción del Instituto de Ciencias en Reproducción Humana VIDA, Ciudad de México explicó que "la ovodonación forma parte de la amplia gama de recursos tecnológicos que brindan los métodos de reproducción asistida para ofrecer soluciones que ayudan a alcanzar el sueño de las parejas que anhelan tener un hijo sin lograrlo".

Salas destacó que una mujer que experimenta una falla ovárica ya sea por su edad o por cuestiones de salud, hoy puede llevar a cabo un embarazo exitoso gracias a la donación de ovocitos (óvulos) que, una vez fecundados mediante un proceso de fertilización In Vitro, le brindan la oportunidad de gestar un embrión en su vientre.

Según datos del Consejo Nacional de Población (CONAPO), en nuestro país por lo menos 1.5 millones de mexicanos tienen problemas de infertilidad, de los cuales el 17 por ciento representa a mujeres en edad reproductiva1.

"Además de aquellos que se consideran de origen genético, algunos motivos que promueven la infertilidad en las mujeres pueden deberse a su deseo por postergar la maternidad; a la búsqueda de un menor número de hijos, lo que las lleva a exponerse a un tiempo más prolongado en el uso de anticonceptivos; a una mala alimentación; y al consumo de sustancias como tabaco y alcohol", explicó Martha Luna, Endocrinóloga y Especialista en Fertilidad Reproductiva Directora de la Clínica de Fertilidad RMA de Nueva York, ubicada en la Ciudad de México.

De acuerdo con lo dicho por Luna uno de los factores de éxito más importantes para que se pueda lograr un embarazo saludable está relacionado con la edad de quien llevará al bebé en su vientre, por ello, gran parte del éxito de la ovodonación en México se debe a que muchas mujeres que deciden que es el momento adecuado para convertirse en madres, lo hacen a una edad que rebasa la recomendada por los especialistas, que es entre los 20 y 35 años.

Otro de los casos en los que el procedimiento de ovodonación representa una esperanza para quienes desean ser mamás sin alcanzarlo, se da en casos en los que las mujeres han atravesado por un tratamiento oncológico que pone en riesgo su salud reproductiva, afectando directamente la producción de óvulos y su funcionamiento.

De esta forma, preservar la fertilidad de una persona que ha atravesado por una enfermedad como el cáncer, es un ejemplo más de cómo la innovación en tecnología de punta sirve para brindar opciones seguras y confiables para dar solución a los problemas en la salud reproductiva.

Por otro lado, las especialistas compartieron que la evolución a una sociedad con mayor apertura, cada vez más empática y respetuosa de los derechos, ha permitido a las parejas homoparentales hacer realidad el sueño de tener un hijo y formar una familia, a través de métodos como el proceso ROPA o Recepción de Ovocitos de la Pareja, que consiste en llevar a cabo un procedimiento de fecundación in vitro en el cual la mujer gestante recibe los óvulos de su pareja y así, ambas comparten el proceso de ser madres desde la gestación del bebé.

La ovodonación es además un ejemplo de sororidad que genera un lazo solidario entre donante y receptor para poder dar vida.

En este contexto, Francisco Valdéz, Gerente Médico de la Unidad de Fertilidad en  Merck México, compañía de origen alemán líder en ciencia y tecnología, compartió que comprometidos con la sociedad, trabajan diariamente  para brindar soluciones innovadoras a la comunidad médica a favor de los pacientes, para  informar y sensibilizar a la población mexicana sobre la importancia de atender oportunamente la infertilidad.

Finalmente, los especialistas resaltaron que las clínicas de reproducción asistida en nuestro país deben de cumplir con la normatividad que emite la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios COFEPRIS, la Norma Oficial Mexicana NOM-005-SSA2-1993, y estar certificadas para poder ofrecer una atención eficiente, segura y confiable.