27
Mar, Sep
301 New Articles

“Reconocer las influencias en el español lo enriquece”: catedrático de la UDEM

Desarrollo
Typography

Científicamente está comprobado que quien no encuentra una palabra, se vuelve ansioso

Monterrey, México, UDEM.- Es un derecho humano conocer el idioma y reconocer las fuentes de las que se nutre, así como el impacto de este en otras lenguas, en opinión de Paulo Alvarado Reyna, profesor del Departamento de Humanidades de la Universidad de Monterrey.

 

Previo al Día Mundial del Idioma Español, que se celebra el 23 de abril, el especialista explicó que el idioma español se modifica todo el tiempo y que este idioma coexiste con otros en México.

“Ese reconocimiento es un derecho humano y, en ese reconocimiento, ganamos; el español necesita de otras lenguas para clasificar al mundo; hay palabras que el español no tiene”, estableció.

En la fecha del Día Mundial del Idioma Español, coinciden dos acontecimientos históricos: la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra y la de William Shakespeare, aunque del calendario juliano.

Desde los años sesenta del siglo pasado, el Día del Idioma Español es celebrado por varios países hispanohablantes, pero desde la década de los veinte, se conmemora en España, a iniciativa de un escritor valenciano.

Desde 2010, Naciones Unidas lo instituyó para festejar su propia diversidad cultural y multilingüismo, a través de los Días de las Lenguas para sus seis idiomas oficiales.

Alvarado Reyna distinguió entre los conceptos de “lengua”, al que definió como “el objeto de estudio de la lingüística, la institucionalización del habla”, y de “habla”, el uso que los hablantes hacen del idioma.

Retomando al lingüista Émile Benveniste, el profesor universitario definió el habla como la lengua asumida y transformada por el sujeto hablante.

“Las lenguas interactúan unas con otras y lo que intentamos reconocer, en este caso del idioma español, es la influencia que tiene de otras lenguas y, a la vez, la influencia que tiene el español en otros idiomas”, sostuvo.

Alvarado Reyna destacó la necesidad de reconocer determinadas influencias, como la anglosajona, y evitar la pérdida de lenguas indígenas o, al menos, no perder su registro.

“Como mexicanos, reconocemos que la convivencia con otras lenguas que no son el español enriquece el español, esto es, palabras anglosajonas o de los pueblos originarios”, indicó.

El catedrático se refirió a las teorías lingüísticas que sostienen la tesis de que cada lengua clasifica al mundo de diferente forma.

“Si nosotros perdemos una lengua, cuando muere, perdemos un orden del mundo; es como si llegáramos a un trabajo nuevo y no pudiéramos consultar a aquella persona que estaba antes en nuestro puesto”, comparó.

Relató que científicamente está comprobado que quien no encuentra una palabra, se vuelve ansioso.

“La neurología revela que cuando alguien da con una palabra para denominar algo, los niveles de ansiedad se reducen”, asentó, “tenemos dominio sobre ese mundo y ya no nos sentimos amenazados, sino que, por la lengua, podemos aprehender ese mundo”.

De acuerdo con Alvarado Reyna, el impacto de las obras literarias en el fortalecimiento de un idioma es fuerte, aunque es lento y puede tardar siglos en manifestarse su influjo, como fueron los casos de Sor Juana y Carlos de Sigüenza y Góngora, cuyas obras imaginaron las posibilidades de un multiculturalismo.

“Por eso, cuidado con lo que imaginamos, y cuidado con lo que imaginamos colectivamente, y con la forma en que utilizamos el español, porque puede tardar, pero sí modifica los órdenes sociales y de interacción con el mundo”, manifestó.

Aunque el español no es la lengua más hablada en el planeta, para Alvarado Reyna es una de las más poderosas, tiene un lugar importante por el número de diplomáticos que la hablan, el número de tratados que se escriben en español, el número de tesis o de artículos o de libros escritos y el número de obras artísticas, entre otras cosas.

“Instituir este día es reconocer la influencia que el español tiene en otras lenguas, y que el español también ha admitido palabras que no habían nacido dentro de su esfera, sino que las admite, las traduce y las hace de uso común”, expresó.