24
Sáb, Feb
205 New Articles

El Tec de Monterrey es servir y transformar el mundo.- Ricardo Saldívar

Desarrollo
Typography

Se convirtió en el quinto presidente del Consejo del Tec

Por Ricardo Treviño/Foto: Udell Jiménez

Monterrey, México, Tec de Monterrey.- “Transformar vidas no es el fin último, es el medio para transformar algo más grande, que es a la persona misma, a la comunidad en la que está insertada y transformar el mundo”.

Lo dice el nuevo presidente del Consejo Directivo del Tec de Monterrey, Ricardo Saldívar Escajadillo, respecto a la misión educativa y transformadora de la institución, en su primera entrevista con CONECTA.

Hace más de 50 años, cuando fue becado de la institución no imaginaba que podría décadas después seguir este legado, ahora, como el principal directivo de la institución.

Presidir el Consejo del Tec, afirma, es uno de los desafíos más grandes de su vida y lo ve como una oportunidad más de servir a México con la educación, siguiendo el ejemplo de Eugenio Garza Sada, a quien admira.

“El Tec me ha enseñado a aceptar retos; lo que hicieron quienes me precedieron es un gran impulso para llevar a cabo mi nueva responsabilidad”, reflexiona.

Un vínculo con el Tec que ha evolucionado

Sentado en una sala de Rectoría, junto a los retratos de Eugenio Garza Sada, Eugenio Garza Lagüera y Lorenzo Zambrano, 3 de sus predecesores, Saldívar recuerda cuando escuchó por primera vez del fundador del Tec.

Cursaba la preparatoria en su natal Monterrey, cuando su mamá comenzó a platicar sobre Don Eugenio, quien lo llamó una persona avanzada a su tiempo y comprometida con la sociedad.

“Por ese vínculo con Don Eugenio (Garza Sada), quien me inspiró, me hice el propósito de estudiar en el Tec”, recuerda.

“Empezaba a conocer del Tecnológico de Monterrey, y en ese momento, ya se distinguía en México por la excelencia académica; me ilusioné con hacer una carrera profesional ahí”.

Saldívar fue aceptado para estudiar como Ingeniero Mecánico Administrador en el campus Monterrey, donde eventualmente fue profesor de cátedra aún siendo estudiante.

La vocación por servir e interesarse por los demás fue algo que sus padres le inculcaron; y fue en el Tec donde también vio cómo profesores dedicaban su vida a educar a los demás; eso le generó un gran respeto por ellos y despertó el deseo de sumarse a causas de otros.

“Inicié dando clases en el Tec siendo estudiante de quinto semestre, en algo que se conocía como Escuela de Técnicos Medios; ya graduado, cuando regresé de mis estudios de maestría en el extranjero, fui profesor de cátedra a finales de los 70 y principios de los 80.

“Disfrutaba mucho interactuando con los alumnos; recuerdo con claridad verlos a los ojos, captar sus expresiones faciales, y ahí sentir si estábamos conectando o si era capaz de transmitir mi conocimiento”, recordó sonriente.

Su trayectoria profesional lo llevó a dirigir empresas como The Home Depot y Grupo Alfa, para luego ser invitado para ser consejero del Tec; 2 años después, fue invitado a incorporarse al Consejo de Tecmilenio y eventualmente llegó a presidir.

Ahora, asumió, el pasado 20 de febrero, como presidente del Consejo Directivo y del Comité de Gobierno del Tec, sucediendo a José Antonio Fernández, quien se mantuvo 11 años en esa posición.

Beca del Tec de joven lo sensibiliza a ayudar

Desde muy joven, Ricardo entendió el valor de la filantropía y el impacto que podía tener en la vida de las personas para ayudarlas a cumplir sus sueños.

En preparatoria tenía la ilusión de estudiar en el Tec, pero su padre sufrió una enfermedad terminal, por lo que su su madre se enfrentó al reto de continuar con el desarrollo de la familia.

"Entonces, recuerdo que acudí Departamento de Becas en el edificio de Aulas III para solicitar una beca”. Tiempo después recibió la noticia que esperaba: beca otorgada.

Esta experiencia hace que entienda el gozo que tienen los jóvenes y sus familias que son becados, como en el programa Líderes del Mañana, que apoya al 100% para estudiar en el Tec a jóvenes talentosos.

“Cuando hemos visto algunos videos de ellos o ellas con sus familias, leyendo la carta en la que se informa que han sido elegidos y ver el llanto de sus padres, es algo que resuena perfectamente bien, porque en cierta medida es algo que me tocó vivir”, exclama pensativo.

Ricardo platica que cuando se dio a conocer el programa Líderes del Mañana decidió sumarse con entusiasmo; hoy, es fundador de la distinción llamada Comprometido con un mejor México, con la que ha entregado becas a perpetuidad a dos estudiantes del Tec.

“Ha sido extraordinario ver cómo logran obtener el título del Tec, que es muy importante, y una gran aspiración que ellos tienen, como yo la tuve alguna vez”, señaló.

Su propósito de vida y concepto de líder

Ricardo menciona que su propósito de vida es buscar que todos estén mejor.

"Eso aplica a la vida profesional y a la vida total; tengo que buscar que mi esposa esté mejor, mis hijos y nietos, y todas las personas que me rodean”.

Sobre el liderazgo, señala que su concepto de líder es alguien que tiene comportamientos que inspiran a otros.

“Decía al  expresidente Ronald Reagan que un buen líder es capaz de lograr que otras personas confíen en él, y el líder extraordinario logra que los demás sean capaces de creer en sí mismos.

“Toda mi vida he estado rodeado de gente que, con humildad, me ayudó a crecer; entonces, mi aspiración es ser un líder extraordinario”.

Así, a lo largo de sus facetas en posiciones de liderazgo en la iniciativa privada o en la educación, señala que su sello personal ha sido estar con la gente, escucharla, motivarla e interesarse por que estén bien.

“Creo que hasta cierto punto, esa forma de ser o de pensar que tengo en relación a los demás, es consecuencia de lo que sentí en el Tec de parte de los profesores que me rodearon y que verdaderamente me inspiraron”, comentó.

Acepta el reto de ayudar a la transformación de vidas y de México

Hace algunas semanas, Ricardo revela que fue consultado por el Consejo sobre si estaría dispuesto a asumir la responsabilidad de ocupar el cargo de presidente.

“Es una responsabilidad enorme; decidí aceptarla por el cariño entrañable que le tengo al Tec y al desear lo mejor para el Tec, en realidad deseo lo mejor para todos quienes estamos vinculados a él, alumnos, profesores, padres de familia y su comunidad entera”, dijo.

Al reflexionar sobre hacia dónde debe orientar esfuerzos como presidente del Consejo del Tec, comentó que visualiza el seguir transformando vidas, como un medio para llegar a transformar a la sociedad.

“El transformar vidas no es el fin último, es el medio para transformar algo más grande, que es a la persona misma, a la comunidad en la que está insertada y transformar el mundo”, señaló Saldívar.

“Anhelo que en el tiempo en el que yo pueda estar en esta responsabilidad, seremos capaces de sumar a la transformación de vidas, para la transformación de la sociedad”, aseveró.

Sobre la estrategia que visualiza para los siguientes 5 años en el cargo, señaló que todo comienza con los estudiantes, servirles mejor y así maximizar la posibilidad de impactar en la sociedad.

“Que nuestros estudiantes tengan mejores competencias y se conviertan en mejores líderes para emprender e innovar, para que transformen la sociedad. Ese es el gran sueño del Consejo y es mi gran sueño de seguir transformando vidas.

“Lo que espero en los próximos años es que en el Tec de Monterrey seamos capaces de aumentar nuestra capacidad de transformar muchas más vidas, y con ellas, de transformar aún más a la sociedad y al mundo” concluye, dando una amplia sonrisa.