24
Sáb, Feb
205 New Articles

Estudiantes y egresados Tec crean asociación civil en pro de la niñez

Desarrollo
Typography

Estudiantes y egresados apoyan a las infancias mexicanas al crear una asociación dedicada a cambiar el tejido social a través de la educación

Por Jorge L. Martínez Ángeles / Campus Ciudad de México

Fotos/ Cortesía Violines Por La Paz  

Monterrey, México, Tec de Monterrey.- Estudiantes y egresados del Tec de Monterrey crearon una asociación civil para apoyar a niñas y niños a través de talleres.

Violines Por La Paz es el nombre de la asociación que apoya a niños y niñas de entre seis y 13 años a desarrollar sus talentos para salir adelante en el futuro.

"Comenzamos en una zona vulnerable, en la que queríamos que los niños aspiraran a una profesión y se alejaran de la delincuencia", mencionó Rafael Silva, egresado del Tec y presidente de la asociación.

Rafael explicó que proporcionan una formación basada en los valores, el arte y la comunicación, por medio de talleres.

De grupo estudiantil a asociación civil

Violines por la Paz comenzó como grupo estudiantil en el 2015 en campus Tampico, hasta 2018 que fue constituída como asociación civil.

Explicaron que iniciaron con la misión de ayudar a cambiar el tejido social a través de la educación, por lo que empezaron con niños de escuelas primarias públicas.

Comenzaron dando clases de Inglés, francés, historia de México, violín, piano, guitarra, fútbol y básquetbol.

"El Tec nos abrió la puerta como grupo estudiantil.

“Estudiar en el Tec me permitió conocer gente increíble que juntos pudimos hacer que el proyecto trascendiera a una asociación civil, además de que reconoce el esfuerzo de los estudiantes", dijo Rafael Silva.

Los estudiantes y egresados del Tec comentaron que actualmente sus clases se basan en cuatro pilares: idiomas, deportes, desarrollo personal y artes.

“Estudiar en el Tec me permitió conocer gente increíble que juntos pudimos hacer que el proyecto trascendiera a una asociación civil”.- Rafael Silva

Tienen presencia en Tampico, Madero, Altamira, Ciudad de México y próximamente en Monterrey.

"Cuando empezamos, nos dimos cuenta que habían niños que pasarían a secundaria sin saber leer bien, por ello fuimos transformando nuestro modelo, para incluir alfabetización", dijo Roberto Hernández, estudiante de Mecatrónica y vicepresidente de la asociación.

El modelo de educación de Violines Por La Paz se divide en dos fases: exploración y desarrollo y finalizan sus talleres con clases de emprendimiento, finanzas y liderazgo.

"Conocí gente muy talentosa en el Tec, y pensé en cómo podría conectar a estas personas con los niños que se benefician con Violines Por La Paz.

“Los niños llegan a creer que es posible cumplir sus sueños, al convivir con personas que hayan cumplido sus sueños", concluyó Roberto Hernández.

Por ahora mantienen clases en línea, pero buscan que pronto sus talleres sean híbridos.

"La labor que hacemos no se limita a la educación. La asociación nació de la necesidad de los niños por el contexto en el que se desarrollan, por situaciones en las que se encuentran expuestos aquí en México", compartió Yessika Orea, estudiante de Biociencias y directora de docencia de la asociación.