07
Jue, Jul
372 New Articles

Cajas de ahorro, pilares en la inclusión financiera rural y con perspectiva de género

RSC
Typography

Monterrey, México. - Las cajas de ahorro tienen la capacidad para convertirse en un elemento importante para la inclusión financiera en México ya que las sociedades de ahorro y crédito pretenden estar cerca de la gente. Así estas instituciones se convierten en las únicas alternativas en determinadas comunidades. De igual manera cumplen con una visión social: los ahorristas se vuelven miembros de estas organizaciones y solo pueden otorgar préstamos a los miembros.

Otro punto es que, a diferencia de los bancos, su negocio no es obtener recursos a la mejor tasa posible y prestarlos a la tasa más alta que permita el mercado. Con ello se pretende brindar condiciones justas a los socios, en cualquiera de los dos casos. Por lo que las cajas de ahorro promueven una relación ganar-ganar: los usuarios (socios) así como el modelo económico.

La Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) reveló que, en México al cierre del año pasado, cuatro de cada 10 adultos reportaron no tener ningún tipo de ahorro. El porcentaje sin ningún tipo de ahorro es mayor si se compara con los resultados obtenidos en 2018, cuando era de 34 por ciento (ahora 40 por ciento).

De acuerdo con Jaime Márquez, director de Desarrollo de Negocios y Nuevos Proyectos de Sistema de Transferencias y Pagos STP “En nuestro país, las cajas de ahorro tienen grandes oportunidades de crecimiento. En los últimos años, la normativa les ha exigido profesionalizar sus operaciones a través de metodologías de gestión de riesgos y estandarización de procesos. Esto es muy positivo para el sector y el público ya que da certidumbre”.

Para entender mejor a las cajas de ahorro

Su figura legal es como Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAP), estas instituciones pueden otorgar servicios financieros a sus socios: ahorro, crédito, seguro entre otros. Están reguladas por la CNBV, y un punto relevante, ofrecen sus servicios, principalmente, en el área rural donde los servicios financieros tradicionales casi no llegan.

Datos del Panorama de Inclusión Financiera 2021 publicado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB) revelan que la distribución del número de cuentas de captación de las SOCAP fue de 55% mujeres y 45% hombres, lo cual nos da la visión del papel que juegan estas instituciones, no sólo al atender población rural, sino también a la inclusión financiera con perspectiva de género. Otro dato muy revelador que nos ofrece el estudio citado es que el 68% de las cuentas de captación de las cajas de ahorro pertenecen a mujeres.

Las SOCAP manejan el 11% de las cuentas de captación del sistema financiero nacional y representaron el 4% del crédito otorgado a nivel nacional, lo que se traduce en 2.5 millones de créditos repartidos, este número podría ser bajo, pero debemos tomar en cuenta que el 73% de las cuentas de estas instituciones se abrieron en zonas rurales.

Con 2,174 sucursales en todo el país, las cajas de ahorro representan el 13% del total de establecimientos financieros en México, el paso que ahora deben de dar y el cual fue acelerado por la pandemia, es el de la digitalización de sus procesos y servicios.