06
Lun, Jul
296 New Articles

Joven es dado de alta tras vencer el COVID-19 en CHRISTUS MUGUERZA Hospital Saltillo

Inclusión Social
Typography

Al llegar al hospital, el joven contaba con un 90% de mortalidad y con solo el 28% de oxígeno

Por Reyes Gamez

Saltillo, Coahuila (Agencia de Noticias 3er Sector).- Fernando Muñoz venció al Coronavirus SARS-CoV-2 y junto al personal clínico de CHRISTUS MUGUERZA Hospital Saltillo, dieron la vuelta al 90% de mortalidad para encontrar una nueva oportunidad de vivir.

Fernando es una persona con Síndrome de Down y presenta comorbilidades como diabetes, obesidad y la cardiopatía congénita de comunicación interventricular, que lo volvieron más vulnerable a la enfermedad y a padecer una severa dificultad respiratoria.

Muñoz fue atendido por el doctor Rubén Uriel Rodríguez que junto con su equipo le brindaron el tratamiento que pudiera reestablecer su salud, ya que a su ingreso al área de Urgencias de CHRISTUS MUGUERZA Hospital Saltillo, presentaba choque séptico y falla orgánica múltiple, además de solo contar con un nivel de oxígeno del 28%. Tras conocer su diagnóstico y sus síntomas, se le practicó una tomografía de control y fue ingresado a Terapia Intensiva, teniendo un 90% de posibilidades de morir.

Su grave condición, llevó a Fernando a necesitar ventilación mecánica. En este tiempo fue atendido por un equipo multidisciplinario, el cual estuvo al pendiente de él monitoreando su evolución y al pendiente del equipo de ventilación mecánica.

“Estuvimos apegados con el paciente. Por turno, lo volteábamos dos veces y gracias a que contamos con el personal de enfermería preparado se cuidó de él”, mencionó Rodríguez.

Al término de ocho días, contra todo pronóstico, la salud del joven mejoró y su médico decidió retirarle el equipo de ventilación mecánica y en su lugar brindarle oxígeno a través de una mascarilla.

Una de las enfermeras que estuvo al cuidado de Fernando, mencionó que tras la extubación, el joven aún se encontraba con los efectos de la sedación y conforme al paso de las horas, fue recuperando la fuerza.

Tras 11 días de hospitalización, Fernando fue dado de alta. Entre aplausos y carteles de buenos deseos, fue despedido por el personal clínico que estuvo a su lado durante su estancia en el hospital.

Ahora, el camino hacia su recuperación lo llevará en su hogar, donde deberá seguir una vigilancia estrecha en su régimen alimenticio, en su estado emocional y en sus horas de sueño y descanso. Además, deberá esperar a que sus pulmones se desinflamen y seguir con oxígeno al menos por dos semanas.