21
Dom, Oct
212 New Articles

Parkinson y trastornos del sueño

Desarrollo
Typography

El 80 por ciento de los pacientes con Parkinson padecen trastorno del sueño. 

Por Eduardo Rodríguez Palacios

Monterrey, México, UANL.- ¿Cuál es la relación existente entre el Parkinson y el trastorno del sueño? Son alteraciones neurológicas.

 

¿Pueden ser causa y efecto? La evidencia médica establece que el 80 por ciento de los pacientes con enfermedad de Parkinson sufre de trastornos del dormir. Por otra parte, se ha comprobado que el desorden del sueño también pudiera ser un síntoma que permita diagnosticar el Parkinson.

“Se ha demostrado mediante estudios que las personas que padecen este trastorno, alrededor del dos por ciento tiene la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, de los pacientes con Parkinson, más del 80 por ciento de ellos tiene el trastorno del sueño REM. Esta patología relacionada al sueño se presenta entre los 35 y 40 años de edad”, informó la doctora Beatriz Eugenia Chávez Luévanos.

Para la Jefa de Servicio de Neurología del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González”, las personas que padecen algún síntoma del trastorno de conducta del sueño REM, puede ser la ventana previa para padecer Parkinson o alguna otra enfermedad con trastorno del movimiento.

“Hoy en día, muchos se preocupan por la alimentación y sí, eso es muy bueno, pero nadie le pone atención al sueño, y éste nos puede predecir muchas enfermedades, por ejemplo, alguien que no duerme casi nada o muy poco, a largo plazo lo pone en riesgo de padecer demencia y envejecer cerebralmente más pronto”, argumentó la especialista de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El trastorno de conducta del sueño REM se caracteriza por acciones motoras vigorosas, pesadillas y la ausencia de atonía muscular durante el sueño.

Trastorno de conducta del sueño REM

Síntomas:

Caerse de la cama

Mover los dedos o brazos

Realizar movimientos bruscos

Hablar

Al despertar, sentirse muy cansado sin razón

Despertar con golpes en ciertas partes del cuerpo por los movimientos bruscos que realizó la persona mientras estuvo dormida

Todas las acciones descritas se realizan cuando se está dormido. Y, como lo describe la neuróloga Beatriz Eugenia Chávez Luévanos, es como vivir o actuar tu sueño.

Recomendaciones:

Si presentas alguna alteración en el sueño o alguna característica de las ya descritas, es necesario acudir inmediatamente a una revisión médica.

Lo ideal es dormir ocho horas continuas, pero ante este mundo moderno, dormir entre seis y siete horas no está mal.

No realizar ejercicio o actividad física durante la noche, al menos dos horas antes de ir a dormir, porque afecta la calidad del sueño.

Disminuir el consumo de alimentos con carbohidratos, porque hace que la persona no concilie el sueño. Lo recomendable es consumir comida con proteínas o leguminosas.