11
Mar, Dic
191 New Articles

Mi bebé es prematuro, ¿Cómo ayudar a su desarrollo psicomotriz?

Estilos de Vida
Typography

Especialistas recomiendan que es importante contar con una adecuada vigilancia y control durante el embarazo.

Ciudad de México.- Con la llegada de un bebé prematuro, los padres suelen tener muchas dudas sobre el cuidado y desarrollo del pequeño.

 

Por definición, de acuerdo con la Asociación Americana y Mexicana de Pediatría, un recién nacido prematuro es aquel que nace antes de completar las 37 semanas de gestación. Se estima que cada año nacen unos 15 millones de niños prematuros, cifra que va en aumento, de acuerdo con la OMS.

Entre las causas más frecuentes del parto prematuro figuran los embarazos múltiples, infecciones en vías urinarias, enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión materna, así como los métodos asistidos de reproducción, entre otros. Por ello, es importante contar con una adecuada vigilancia y control durante el embarazo.

Una de las preguntas que regularmente se hacen los padres es sobre el tiempo que el bebé tardará en salir del hospital, y esto depende del tiempo que le haya faltado para llegar a la edad de término, es decir, a las 37 semanas de gestación. Sin embargo, esto no excluye que algunas complicaciones como infecciones, dificultad para la alimentación, entre otras, puedan hacer que su estadía sea más prolongada.

Una vez que el bebé salga del hospital, los padres tendrán que tomar en cuenta que el recién nacido prematuro necesita de una atención multidisciplinaria donde participará un neonatólogo, neurólogo, oftalmólogo y demás ramas de la especialidad pediátrica que necesiten ser involucradas en el seguimiento del pequeño.

También es importante la estimulación temprana que se le pueda proporcionar, ya que esto le permitirá alcanzar prontamente cada uno de los objetivos del desarrollo, apoyados por una rehabilitadora pediatra o en centros especializados de estimulación.

La Asociación Americana de Pediatría enumera hitos importantes del desarrollo del crecimiento del bebé para que pueda saber que esperar en cada etapa del bebe prematuro, sin embargo, es importante recordar que el desarrollo no es una competencia y que los bebés se desarrollan a su propio ritmo y manera.

Por ello, a continuación, la Dra. Claudia Constantino, pediatra y especialista de la plataforma “Abrazando su desarrollo” by Huggies, te comparte los siguientes consejos para apoyar el desarrollo psicomotriz del bebé prematuro:

Toma en cuenta la edad cronológica y la edad corregida de tu bebé. Es decir, si tu bebé nació antes de tiempo, tiene dos días importantes en el calendario: el día que nació, el cual nos servirá para obtener la edad cronológica. Y la fecha estimada del parto (edad corregida) también es una fecha importante, ya que cuando medimos el desarrollo del bebé (es decir cuando calculamos lo que es normal para la edad del bebé) se deben tener en cuenta estas dos fechas.

Durante los primeros dos años, usar la edad corregida nos dará una idea de cuando el bebé debe alcanzar los estándares comunes del desarrollo acorde a su edad. Por ejemplo, si su bebé tiene 14 semanas de nacido, pero nació seis semanas antes, debes restar 6 a 14.. Esto nos da 8 semanas, y es la edad que tendremos que utilizar al evaluar los logros importantes obtenidos de nuestro bebé.

La buena noticia es que es posible iniciar tempranamente y a nivel intrahospitalario la estimulación de tu bebé. Teniendo en cuenta que los bebés responden al sonido desde el estado intrauterino, la música y la voz de los padres pueden ser una herramienta importante para darle continuidad al estímulo, por lo que previa autorización del neonatólogo a cargo, puede llevarse música clásica o música grabada y cantada por la madre, con volumen muy bajo, en el interior de la incubadora, la cuál será introducida varias veces al día, en períodos de 10 minutos aproximadamente con el objeto de facilitar el descaso y también la posibilidad de que el bebé se sienta acompañado y pueda asociar esos estímulos a momentos de bienestar, pudiendo repetir éste acto también cuando el bebé se encuentra en casa.

Apego piel a piel. Al pasar el bebé bruscamente de la situación de bienestar en el seno materno a estar sometido a una serie de estímulos mayoritariamente desagradables y aislado, es algo que puede dificultar la adaptación del recién nacido prematuro. Sin embargo, está demostrado que el tener contacto con el bebé piel a piel, mejora la estabilidad cardiorrespiratoria, por lo que, cuando las condiciones lo permitan, realizar la técnica de mamá o papá canguro son la mejor opción. Una vez en casa puedes continuar fomentando el contacto piel a piel con tu bebé al realizar masajes suaves en el cuerpo e incluso utilizando texturas. Es importante que sepas que con el masaje puedes seguir estimulando todos los sistemas del bebé, endocrino, respiratorio, inmunológico, entre otros, ayudando a su desarrollo psicomotriz, mejorando el aprendizaje, crecimiento y tono muscular.

Encuentra más información en: www.abrazandosudesarrollo.com.mx.