21
Jue, Nov
711 New Articles

Crisis Humanitaria: Urgen soluciones para reducir el Cambio Climático

Sostenibilidad
Typography

Por Jesús Oscar González Medina

Monterrey,México.  (Agencia de Noticias 3er Sector) El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, afirmó en la Cumbre sobre la Acción Climática celebrada en New York, que si no cambiamos nuestro estilo de vida, nuestra propia vida estará en riesgo ante la crisis climática  causada por el mismo ser humano:  las soluciones están en nuestras manos, porque  tecnología la tenemos de nuestro lado.

Aseguró que la emergencia provocada por el cambio climático, es una carrera que podemos ganar ante la adversidad de los desastres naturales que son cada vez más destructivos en pérdidas humanas y recursos materiales que además de afligir a la población local, obligándola a desplazarse, alimenta los conflictos y el terrorismo.  

 “Nos engañamos a nosotros mismos si creemos que podemos engañar a la naturaleza, porque la naturaleza siempre contraataca”, agregó, al tiempo que advirtió que deben acabar los subsidios a los combustibles fósiles y la construcción de centrales de carbón entre otras medidas para lograr la meta de reducir las emisiones de CO2 en un 45% para el 2030 y lograr la neutralidad del carbono en el año 2050 para evitar que la temperatura suba 1.5 grados centígrados.

El mensaje del líder de la ONU fue directo a los países más contaminadores del mundo entre los que destacan: Estados Unidos, China, India, Rusia, Japón, generan el 61% de la contaminación del planeta.

Colapso climático

Peter Kalmus  científico especializado en el clima del Jet Propulsion Laboratory de la NASA,  manifestó que más que cambio climático,  quizás deberíamos hablar de colapso climático. Es el gran problema al que se enfrenta hoy la humanidad.

Es difícil saber por dónde empezar a escribir sobre cambio climático, ya que afecta prácticamente a todos los aspectos de la vida humana en el planeta y a todos los niveles. Afecta a la seguridad, a los sistemas alimentarios e hídricos, a la energía y los sistemas económicos, y también a las infraestructuras. Afecta a la intensidad y el coste de los desastres naturales.

Afecta a casi todos los ecosistemas que nos pongamos a estudiar, ya sean terrestres o marinos. Afecta a la salud mental, a las prioridades de las comunidades y las ciudades, al futuro de nuestros hijos. Afecta a la política, a la apertura de las sociedades, a nuestra forma de relacionarnos en tanto naciones e individuos, sobre todo con aquellos que no consideramos parte de nuestra tribu.

En 2018, el calentamiento de cerca de 1,2 °C por encima de la cifra de referencia ya ha tenido efectos inaceptables que empeorarán vertiginosamente si el calentamiento prosigue. En la última década se hicieron progresos en la ciencia climática, pero también hubo una serie de desastres naturales relacionados con el cambio climático que afectaron tanto a humanos como a no humanos.

Aunque la sensación de urgencia aumenta, sigue muy por debajo del nivel requerido para evitar un calentamiento catastrófico que amenazaría la civilización tal y como la conocemos, concluyó, el científico.  

La mejor forma de conservar la naturaleza es conociéndola

El cambio climático, es un tema muy vigente,  es la prioridad y preocupación número uno en el mundo.  Lo que nos va a impactar y lo que nos está impactando, el aumento de la temperatura a más de 2 grados centígrados, traerá  consecuencias muy complicadas para el mundo, aseguró Vicente Saiso, director de Sostenibilidad de Cemex durante la presentación de la 27 edición de la serie de libros de CEMEX Nature, titulada “Soluciones de la Naturaleza al Cambio Climático” y la exposición fotográfica  “Conocer para Conservar” de Cristina Mittermeier en el marco del  Festival Internacional Santa Lucía.

La naturaleza, la forma en que contribuye al cambio climático traducido  en términos científicos puede aportar el 30 por ciento  de la solución de la captura del CO2 que se tiene que dar, es un tema que tiene una escala muy importante,  por eso es relevante cuidar la naturaleza con proyectos de reservas ecológicas protegidas  para que ese carbono que esta capturado por la biodiversidad no sea emitido a la atmosfera, dijo.

En la cumbre de acción climática de la ONU, la conclusión fue contundente, es necesario acelerar el paso y fortalecer una conciencia colectiva para el cuidado de nuestro hoy y la protección de nuestro mañana. El cuidado de nuestro medio ambiente y la conservación de nuestros recursos naturales necesitan de la participación social,  de la conciencia colectiva y de la ciudadanía, enfatizó Martha Herrera González, directora de Responsabilidad Social de CEMEX.

No podemos frenar temas de conservación, el actuar es ya, porque si no, pronto estamos llegando a un punto de no retorno. Porque  el planeta no necesita de nosotros, nosotros si necesitamos del planeta. Debemos ser consumidores inteligentes y exigentes, lograr reutilizar nuestros productos, proponer soluciones innovadoras para reducir el cambio climático. 

En CEMEX estamos haciendo muchos programas para concientizar a nuestros empleados, nuestras comunidades  y a la población en general, estamos trabajando de manera coordinada con grupos de emprendedores que están haciendo impacto social y ambiental, comentó.

Iniciativas de sustentabilidad de CEMEX contribuyen a mitigar Cambio Climático

Armando J. García Segovia, presidente de Sustentabilidad de CEMEX, manifestó que la contribución de CEMEX  en acciones para mitigar el cambio climático, se ha llevado a cabo desde mucho antes de que el tema de moda al destacar uno de  los proyectos más importante desde el año 2000, Maderas del Carmen,  una reserva ecológica con impacto binacional de 140 mil hectáreas.

CEMEX ha emprendido acciones de sustentabilidad en  minimizar los efectos del cambio climático desde 1993, iniciamos  con la parte editorial, hemos publicado una serie de libros  sobre la conservación de la naturaleza, esta colección es única en el mundo en donde buscamos dar un mensaje de acción a la conservación y cuidado de nuestro planeta.

Indicó que desde el año 2002 iniciaron junto con la industria mundial del cemento, la iniciativa sustentable del cemento, está desarrollada  al hacernos miembros fundadores de la nueva Global Cement and Concrete Association (GCCA).

Como reducimos nuestras emisiones de CO2 con cifras de 2018 a nivel mundial, tenemos una reducción de casi 22 % de emisiones de CO2 por tonelada de productos  cementantes en comparación a 1990 evitando casi 8 millones de toneladas de CO2. El 26% de la energía eléctrica para fabricación de cemento proviene de fuentes renovables  nivel mundial, nuestra meta para el 2030 es alcanzar un 40%, utilizamos 27% de combustibles alternos en lugar de quemar carbón o gas.

Nuestras plantas de cemento co producen un total de 3.3 millones de toneladas de desechos de basura como combustibles alternos con esto remplazamos casi 2 millones de toneladas de carbón anualmente.

En el 2018 más de 13 millones de desechos provenientes de otros sectores fueron consumidos en nuestros procesos productivos, ya sea como combustible alterno o como materia prima alternativa, esto es equivalente al desperdicio generado por 50 millones de personas durante el año.

El Carmen es una reserva natural privada de Cemex con impacto binacional que colinda con el Rio Bravo en los estados de Coahuila y Chihuahua, y del lado de Texas en Estados Unidos se cuenta con un rancho en donde se establecen acuerdos de políticas de conservación y junto con otros ranchos estadounidenses suman 2 millones de hectáreas que se están conservando.

Hemos restaurado especies nativas que habían desaparecido de la zona como el borrego cimarrón que se retroindujo en el año 2001: el berrendo, el venado mura, protegemos la mayor población de oso negro de México y damos hogar para que aniden las águilas reales, explicó.

Hay 60 mil hectáreas de bosques que se protegen contra incendios forestales catastróficos, 11 millones de toneladas de emisiones de CO2  son capturadas de forma natural en su masa vegetal parte de la cual ha sido rehabilitada por CEMEX desde su entrada como reserva natural desde el  año 2000, finalizó, García Segovia.