22
Mié, Nov
202 New Articles

Promueven modelo de gestión basado en el capital humano

Desarrollo
Typography

San Pedro Garza García, Nuevo León.- Un modelo de gestión organizacional basado en el desarrollo del capital humano puede elevar entre un 20 a un 45 por ciento la productividad en una institución, de acuerdo a ponencias presentadas en el Coloquio Latinoamericano de Gestión Socio-Económica, realizado en la Universidad de Monterrey.

 

Este sistema no solo puede implementarse en empresas, sino en instituciones no lucrativas y en dependencias gubernamentales, y ha tenido un proceso de desarrollo de 40 años al menos en Europa, aunque en otras regiones significa un descubrimiento más o menos reciente, según Henri Savall, profesor emérito de Gestión de la Universidad de Lyon.

“Aunque la investigación lleva ya 40 años haciendo que evolucione el modelo, hoy por hoy es una innovación: en los tres o cuatro últimos años se han publicado 10 libros en Estados Unidos, considerando que ese modelo no está establecido”, señaló. 

El también fundador del Instituto de Socioeconomía para Empresas y Organizaciones comentó que este método es un nuevo enfoque solo en cuanto a su diseminación, porque unas dos mil empresas alrededor del mundo lo han implementado.

En México, alrededor de 40 organizaciones han implementado el modelo de gestión socio-económica y cuenta con cuatro instituciones certificadoras para ayudar a empresas o instituciones a adoptarlo.

“Se aplicó con éxito en dos dependencias del gobierno de Yucatán, entre 2000 y 2007, y hace cinco años a una dependencia federal”, mencionó Savall.

El especialista explicó que el incremento de la productividad puede ser paulatino en algunos casos o más rápido en otros.

“El promedio de mejoramiento de productividad en un año viene a redundar entre un 20 y un 45 por ciento, sin alterar el nivel de calidad de condiciones de trabajo, sino todo lo contrario, porque al mismo tiempo se resuelven problemas de calidad en el funcionamiento de la empresa”, sostuvo.

Hay otros países en los que se ha implementado la metodología de gestión socio-económica, como Francia, Bélgica, Suiza, Líbano, Argentina y Estados Unidos, principalmente.

En esta teoría, es importante definir también la noción de “costos ocultos” y de los “disfuncionamientos” que impactan directamente en la productividad. 

“(El costo oculto) es la pérdida de creación de valor que resulta de los disfuncionamientos, es decir, una demora en el trabajo de un equipo que no permite al otro equipo hacer su trabajo a tiempo; o el ausentismo, gente que sin avisar no se presenta a trabajar; hay más de 4 mil tipos de disfuncionamientos identificados”, señaló.

Agregó que el costo oculto crea automáticamente un desperdicio de creación de valor agregado, que afecta al cumplimiento de un presupuesto si es una organización sin lucro o afecta a la utilidad de la empresa.

Una de las empresas certificadoras en México es la UDEM,  a través de la División de Negocios, ya que está certificada a su vez por el Instituto de Gestión Socio-Económica de la Universidad Jean Moulin de Lyon.

Jacobo Tijerina Aguilera, director de la División de Extensión, Consultoría e Investigación de la UDEM, señaló que en esta casa de estudios existe un equipo de profesores-consultores certificados para brindar apoyo, consultoría y capacitación.

“Como Universidad, creemos en este modelo porque trabaja en potencializar el capital humano, que es uno de los valores que como institución académica compartimos”, expuso.

El catedrático explicó que la gestión socio-económica trata de evidenciar cuándo ese desarrollo o esa no-creación de capital humano está sucediendo y de qué manera está afectando al desempeño económico.

“Se logra evidenciar esa relación de causalidad porque los estados de resultados, de reflujo o balances financieros no lo revelan; una vez que a través de un diagnóstico lo logras evidenciar, lo que sigue es trabajar en herramientas sistémicas para hacer que la gestión adquiera esa madurez y la afectación a costos ocultos disminuye”, estableció.

Tijerina Aguilera indicó que el modelo se vuelve muy práctico porque la capacitación es mínima: se establece máximo alrededor de seis herramientas, que lleva una o dos horas, pero lo más difícil es lograr la implementación de las herramientas.

“Se nombran consultores internos, quienes darán seguimiento a lo que socialmente las personas viven al asimilar esta herramienta”, comentó.

El Coloquio Latinoamericano de Gestión Socio-Económica se desarrolla en la UDEM los días 9 y 10 de noviembre y, previo a este encuentro, se realizó el Seminario Ejecutivo “Impacto económico del desarrollo de la gente”, en la Sala Polivalente del Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño.