18
Mié, Oct
269 New Articles

SC Johnson acelera el paso para cumplir el objetivo de cero residuos a los vertederos de basura

Sostenibilidad
Typography

Las fábricas de SC Johnson no enviarán residuos de fabricación a los vertederos antes de la meta de 2021.

RACINE, Wisconsin.- SC Johnson está dispuesto a hacer en la mayoría de sus plantas de fabricación lo que para muchas familias parece imposible hacer en casa: no desechar nada. La compañía anunció hoy que han avanzado significativamente en su programa de cumplir el objetivo de no enviar ningún desecho de fabricación de sus plantas a los vertederos de basura para el año 2021. Más del 65% de las plantas de SC Johnson han logrado ya la distinción de "cero residuos" de fabricación a los vertederos.

 

Este año Yeda (Arabia Saudita) se convirtió en uno de los seis sitios de fabricación de SC Johnson que alcanzaron con éxito el estatus de cero residuos de fabricación a los vertederos. Los sitios de fabricación de la compañía en Toluca (México), Ho Chi Minh (Vietnam), Rosslyn (Sudáfrica), Kiev (Ucrania) y Nairobi (Kenia) fueron un paso más allá en 2017 y alcanzaron la meta de cero residuos a los vertederos al no enviar residuo alguno a ellos, ni siquiera los desechos de las cafeterías y los edificios de oficinas.

"Nuestro camino hacia la meta de cero residuos a los vertederos es solo una parte de nuestro tradicional compromiso de ser líderes en sustentabilidad y en servicio para el bienestar general", afirma Fisk Johnson, presidente y CEO de SC Johnson. "Estoy orgulloso del arduo trabajo de la gente de SC Johnson en todas nuestras fábricas del mundo, que se han ofrecido a ayudar y proteger el medio ambiente para las generaciones futuras, incluso en lugares en los que no era fácil".

SC Johnson se ha comprometido a que ninguno de sus sitios de fabricación envíe residuos a los vertederos para 2021. Hace 5 años, cinco de las instalaciones de la compañía ya no enviaban residuos de fabricación a los vertederos. En la actualidad, 17 instalaciones de SC Johnson no envían residuos de fabricación a los vertederos y 14 de ellos no envían residuo alguno.

El cumplimiento de este objetivo requiere ingenio de parte de la gente de SC Johnson en países en los que las prácticas de reciclaje recién están empezando o ni siquiera son una opción. Algunos sitios hacen abono orgánico con los residuos alimenticios para usar en jardinería; otros tratan las aguas residuales para usarlas como fertilizante en parques y otros espacios naturales.

En Nairobi (Kenia), por ejemplo, la gente no acostumbra separar los residuos, porque el reciclaje y la infraestructura necesaria no están difundidos. El personal de la planta recibió capacitación para separar los residuos en contenedores marcados especialmente y educación sobre las ventajas de la gestión de la basura. La planta ya no envía desperdicio alguno a los vertederos.

SC Johnson explora todas las formas posibles de eliminar los desperdicios que, de lo contrario, se enviarían a vertederos, y sigue un enfoque orientado y basado en principios que incluye la reutilización, el reciclaje industrial, el tratamiento de aguas residuales y la preparación de abono orgánico en el lugar. No obstante, cuando estas opciones no son posibles, considera la incineración de los desperdicios, gran parte de los cuales recuperan energía térmica en el proceso. La incineración puede presentar un impacto ambiental de largo plazo menor que los vertederos de basura, especialmente en países en los que estos no están regulados, y en particular si el metano que producen no puede controlarse o capturarse para producir energía.

"Cuando uno ve vertederos fuera de las naciones industrializadas, la gestión de la basura es motivo de preocupación", dice Kelly M. Semrau, vicepresidente senior de Asuntos Corporativos Globales, Comunicación y Sustentabilidad de SC Johnson. "Si todavía no hemos encontrado una forma de eliminar o apartar la basura, la incineración ofrece un mejor control y mejor tecnología que el riesgo a largo plazo de los vertederos".

Las compañías suelen definir de distinta forma el concepto de cero residuos a los vertederos. Para SC Johnson, "cero significa cero", y la compañía sigue también una definición estricta de "cero residuos a los vertederos". La compañía exige que cada sitio mantenga un nivel de cero residuos a los vertederos durante un período determinado. Esto también significa que el tratamiento de los residuos municipales solo ayuda a llegar a cero residuos si esos desperdicios se utilizan para abono orgánico o conversión de metano. Una excepción es el riesgo biológico, médico o ciertos tipos de vertidos tóxicos, que representan una pequeña fracción del total de desechos globales. La legislación local puede requerir un tratamiento especial de tales residuos, incluidos los vertederos.

Algunas compañías pueden argumentar "cero residuos" con un asterisco y una nota a pie de página que indica que pueden permitir que pequeños porcentajes de residuos de rutina terminen en los vertederos, cuando se los podría haber tratado de otra forma. SC Johnson no hace eso.

Gran parte del progreso de la compañía ha sido impulsado por el personal de SC Johnson, que ha adoptado una mentalidad de cero residuos a los vertederos y la ha convertido en parte de su cultura. Los sitios de fabricación de todo el mundo crearon "equipos verdes" centrados en la eliminación, reutilización o reciclaje de los residuos destinados a los vertederos.