12
Dom, Jul
310 New Articles

El derecho a la salud de las Pcd de Nuevo León durante contingencia COVID-19

Opinión
Typography

En la entidad hay personas con discapacidad que siguen solicitando ayuda en la calle

Por Reyes Ramiro Gamez Barboza

Monterrey, México (Agencia de Noticias 3er Sector).- Desde el 19 de marzo, en el Estado de Nuevo León gran parte de la población económicamente activa se encuentra realizando trabajo desde sus hogares, con la finalidad de que esa medida contribuya a disminuir la movilidad pública y así evitar una propagación masiva del COVID-19.

 

Una de las primeras medidas recomendadas por la Secretaría de Salud estatal fue que personas con discapacidad que laboran en el sector público o privado se fueran a realizar el trabajo desde casa, que el empleador les iba a garantizar el pago de su salario y no se debe despedir a nadie.

Incluso hasta algunos se les iban a proporcionar apoyos alimenticios y de medicinas, ya que pues obviamente el salario muchas veces se va en pagar servicios como agua, luz, gas, créditos y otras cuestiones.

Pero hasta ahora el Estado no ha señalado de qué manera se encuentra preparado el personal del sector salud para atender a una persona con discapacidad, si saben de manera sencilla comunicar a la persona lo que sucede, si se cuenta en el caso de ser necesario con personal del sector salud que sepa comunicarse en Lengua de Señas de Mexicana para aquellos posibles pacientes de la comunidad sorda, el estar preparado con material en Sistema de Escritura Braille para las personas con discapacidad visual y así accedan a la información de prevención y en el caso necesario conozcan lo que se les va recetar para mejorar su salud.

Todo lo anterior no es una ocurrencia mía, no, es algo que se encuentra plasmado en la Ley para la Protección de los Derechos de las Personas con Discapacidad del Estado de Nuevo León.

Además la misma legislación nos señala que existe un Consejo para las Personas con Discapacidad, , el cual para la autoridad estatal será un órgano de consulta y asesoría para coadyuvar en acciones específicas de concertación, coordinación, planeación, promoción, seguimiento y vigilancia de las acciones que permitan garantizar condiciones favorables a las personas que enfrentan algún tipo de discapacidad.

Entonces es necesario que los ciudadanos que lo integran exijan al gobierno estatal que haga pública las acciones que realiza para garantizar el derecho a la salud de la población con discapacidad durante la Emergencia Sanitaria por el COVID-19.

Le cuento estimado lector y estimada lectora, el día de ayer un servidor pudo observar como en la intersección de Tapia y Felix U. Gómez  en el sector centro del Municipio de Monterrey, una persona con discapacidad aprovechaba el semáforo en rojo para solicitar un apoyo a los automovilistas, se supone que el gobierno estatal dijo que a las personas con discapacidad ya se les ha entregado apoyo alimenticio, pero al parecer a esta persona y otras más con discapacidad visual y auditiva no, ya que en los cruceros de la Zona Metropolitana de Monterrey los seguimos observando cada día buscando como sobrevivir, por lo que para ellos por ahora lo del confinamiento voluntario en sus hogares para prevenir contagio del COVID-19 es imposible.

Es prioritario que la Secretaría de Salud se coordine con el DIF estatal y los DIF de los 51 Municipios para que junto con los integrantes del Consejo para las Personas con Discapacidad se logre que las personas con discapacidad se resguarden en sus hogares pero al mismo tiempo se les brinden todos los apoyos necesarios que les permitan durante la contingencia poder tener una calidad de vida, ya que hoy es prioritario que ejerzan de manera plena el derecho a la salud, educación, rehabilitación, asistencia social y empleo.

Creo que cada uno de nosotros conoce a alguna persona con discapacidad, por eso es importante darle la información necesaria para cuando requiera un apoyo por parte del Estado, que sepa que las autoridades lo deben apoyar en los casos que lo requiera, ya que los recursos públicos son para que todas las personas que formamos parte de la Sociedad accedamos a políticas públicas transversales que nos permitan tener una mejor calidad de vida.

Hoy más que nunca, todos debemos conocer las legislaciones que nos permiten ejercer el derecho de salud y que sus servicios deben ser sin discriminación ni condicionamientos.

Además hay que recordar que la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León, el 1 de Abril a través de una medida precuatoria dirigida a la Secretaría de Salud, le solicitaba "salvaguardar el derecho a la salud de las personas con discapacidad y en situación de calle, por considerar que se encuentran en una situación de vulnerabilidad y de riesgo de contagio del COVID-19", en la medida  a instaba "atender las necesidades específicas de las personas con discapacidad, en observancia de los principios de inclusión, accesibilidad universal, no discriminación y de atención oportuna".

Sin embargo hasta ahora la Secretaría de Salud no ha informado las acciones que ha realizado, esperemos así como ya informan del gasto público para atender la contingencia por COVID-19, también de a conocer a los ciudadanos las acciones para garantizar el derecho a la salud de la población con discapacidad.