12
Dom, Jul
310 New Articles

Dirigen estudiantes propuestas hacia la innovación en energía

Desarrollo
Typography

Monterrey, México. UDEM. - La creación de un tapete que genera energía aprovechando las pisadas de los transeúntes; unos contenedores para separar los residuos en el hogar, a los que se integran una aplicación para orientar a sus usuarios y un espacio de convivencia como centro de acopio; así como un calzado modular, del que se pueden reciclar algunos de sus componentes son proyectos recién generados por estudiantes de la Universidad de Monterrey.

Pese a que este semestre concluyó con clases a la distancia debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus Covid-19, a través de la Cátedra III: Innovación + Interdisciplinariedad + Internacional de la UDEM se logró reunir el proceso del aprendizaje con internacionalización, la experiencia interdisciplinaria y el compromiso por generar proyectos que produzcan energías renovables.

Ante profesores y directivos de esta casa de estudios, se presentó la semana pasada de forma virtual el resultado de las propuestas, creadas por tres grupos de estudiantes de ocho programas académicos diferentes en el Proyecto que este semestre se denominó Helios dentro de la Cátedra.

Entre los asistentes, figuraron Alejandra Fernández Garza, presidenta del Consejo Consultivo del Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño de la UDEM; y Carlos García González, vicerrector de Arte, Arquitectura y Diseño.

En esta edición, el equipo de docentes que guiaron a los 24 estudiantes participantes estuvo encabezado por Javier Verdura, director de Diseño de Producto de Tesla, como profesor invitado; con la colaboración de Iliana María Moreno Guzmán y Alejandro Gutiérrez Ortiz, por parte de la UDEM.

Javier Verdura reconoció que nunca había visto un modelo interdisciplinario de excelencia como el Proyecto Helios, “este experimento de tener tantas carreras juntas y colaborando dentro del mismo equipo… creo que más Universidades deberían hacer proyectos de este tipo”.

“En la vida real, yo lidio con este tipo de funciones dentro de un proyecto: gente de ingeniería, de mercadotecnia, de diseño gráfico, diseño industrial, diseño de coches; entonces, eso es un ejemplo claro de cómo trabaja uno en la vida real”, sostuvo.

El diseñador industrial mexicano destacó la pasión de las y los alumnos que se reflejó en los resultados de cada proyecto, y que él pudo notarlo por la experiencia del día a día en su propio trabajo, que también está orientado hacia las energías renovables, como los carros eléctricos y productos de energía solar.

"Todo eso es mi pasión y es como me gano la vida; entonces, me emocionó mucho ver cuánto le echaron ganas los alumnos a este proyecto, cuánta pasión tienen por el medio ambiente y poder mejorar el planeta”, comentó.

La profesora Moreno Guzmán indicó que el modelo educativo de la UDEM busca –y tiene muy en sus raíces– la idea de crear soluciones a proyectos que atañen al entorno, por lo que no es un problema para el alumnado abordar estas problemáticas debido a la “semilla” que ya traen desde sus respectivos programas académicos.

“Las metodologías que seguían en una carrera se aplicaban muy bien al proyecto Helios en su proceso de investigar y de hacer los prototipos y en la parte de trabajar en equipo; quizás nunca habían colaborado entre sí, pero ya existía en ellos este interés por colaborar con otros y la inspiración por mejorar el entorno que tenemos”, expuso.

Por su parte, Gutiérrez Ortiz, el otro profesor de base del proyecto, señaló que fue un reto, un “experimento gigantesco”, reunir a estudiantes de ocho programas académicos distintos, ya que el año pasado quienes participaron provenían de cuatro carreras.

“Les hice ver (al alumnado) que el proyecto fue más un pretexto para que ellos practicaran esas habilidades interpersonales de trabajo, como una probadita de lo que van a vivir ya cuando salgan, cuando se vayan a integrar a un equipo interdisciplinario”, explicó.

LOS PROYECTOS ESTUDIANTILES

El proyecto OWN es un ecosistema que acompaña a las personas en su recorrido a un nuevo estilo de vida, mediante tres partes: ONE, un contenedor que guarda separados los residuos generados en casa día a día; WITH, una aplicación móvil que se conecta con ONE para monitorear sus residuos e impacto ambiental; y NATURE, un centro de acopio donde se depositan los residuos en el pabellón o en el drive thru y se sustituyen los contenedores por unos limpios.

El centro de acopio es un parque público con juegos, áreas verdes y diferentes establecimientos alimenticios y de venta, todos alineados con la filosofía de cero desperdicio. Además, es una zona privada para los owners, donde pueden relajarse, convivir y disfrutar el espacio.

La alumna Kimberly de la Garza, de sexto semestre de la Licenciatura en Diseño Industrial, destacó que una persona que quiere adoptar un estilo de vida para reciclar residuos tiene demasiados obstáculos.

"Queremos reducir esos obstáculos, hacer todo el proceso más fácil y amigable para promover este tipo de vida”, expresó.

Los integrantes del equipo fueron Ana Patricia Moreno, de la Licenciatura en Diseño Gráfico; Camila Gallegos, de la Licenciatura en Diseño Textil y de Modas; Joana Kort, de la Licenciatura en Artes; Karina Charles, de Arquitectura; Kimmberly de la Garza, de la Licenciatura en Diseño Industrial; Mauricio Herrera, de la Licenciatura en Animación y Efectos Digitales; Mariana Treviño, de la Licenciatura en Diseño Industrial; y Ricardo Múgica, de Ingeniería en Innovación Sustentable y Energía.

El segundo proyecto, Khame, es una propuesta de calzado modular 3 en 1, que ayuda a la reducción de energía mediante el ahorro de procesos al igual que a la reducción de consumo de materiales.

Con un diseño deportivo y casual, se crea un zapato con tres aplicaciones diferentes: tenis deportivo, sandalia y calzado casual, el cual se ensambla y desensambla de manera sencilla e intuitiva. Para su producción, se utiliza tecnología de impresión 3D y 3D knitting.

La alumna Gabriela Galván Arsuaga, de sexto semestre de Ingeniería en Innovación Sustentable y Energía, explicó que decidieron solucionar la problemática de la producción de zapatos para que el producto nunca se vaya a un vertedero.

"Se busca que todas las piezas sean reutilizadas, recicladas o reformadas, con lo que reducimos el consumo energético sin tener que pasar otra vez por los procesos de producción, no hacer un zapato desde cero”, expuso.

Los integrantes del equipo fueron Kimberley M. Romero, de la Licenciatura en Animación y Efectos Digitales; Gabriela A. Galván, de Ingeniería en Innovación Sustentable y Energía; Bárbara Martínez, de la Licenciatura en Diseño Gráfico; María Sol Maidan, de la Licenciatura en Diseño Textil y de Modas; Mariana Neri Domene, de la Licenciatura en Diseño Industrial; Yvonne Vega Martínez, de la Licenciatura en Diseño Gráfico; Ana Paula Rodríguez G., de la Licenciatura en Diseño de Interiores; y Mariana González G., de Arquitectura.

El tercero, Quarta, es un ecosistema compuesto de módulos piezoeléctricos hexagonales a manera de tapete y centrales de carga fotovoltaicas donde se genera energía mediante pisadas de los usuarios en las distintas zonas pasivas (solo para caminar) y activas (con propuestas para actividades específicas).

La propuesta logra recuperar parte de la energía liberada por cada individuo en su rutina diaria, en este caso, al caminar, para ser aprovechada por los mismos para la recarga de dispositivos móviles.

Este proyecto busca innovar en las posibilidades que tiene la piezoelectricidad y servir de precedente para iniciar una conversación acerca del futuro y las alternativas que se encuentran disponibles en materia de energías renovables.

La alumna Paola Francisco Saucedo, de la Licenciatura en Diseño Textil y de Modas, señaló que, en México, no existe un producto como este de generación de energía a partir de la gente que camina, pero hay otros países en donde empiezan a utilizar esa tecnología, como en China.

"Es un paso a la producción de energías renovables y es un proyecto que puede llegar a crecer de muchas formas y tener muchas aplicaciones que sean útiles”, indicó.

Los integrantes del equipo fueron Andrea Yizel Martínez Ramos, de Arquitectura; Daniela Lozano Treviño, de Ingeniería en Innovación Sustentable y Energía; Ema Idalia Saldívar González, de la Licenciatura en Diseño Textil y de Modas; Elliot David Angulo Leyva, de la Licenciatura en Animación y Efectos Digitales; Paola Francisco Saucedo, de la Licenciatura en Diseño Textil y de Modas; Samantha Pamela Vázquez Abundis, de la Licenciatura en Diseño Industrial; Sofía Núñez Kalisch, de la Licenciatura en Diseño Gráfico; y Sonia Díaz Flores Ángeles, de la Licenciatura en Diseño de Interiores.

EL PROYECTO HELIOS

Helios es un proyecto multidisciplinar desarrollado en el semestre de Primavera 2020, con el objetivo de buscar soluciones sustentables sobre la temática energética.

A la convocatoria inicial del proyecto aplicaron estudiantes que cursan los ocho programas de la VIAAD; posteriormente, fueron seleccionados los mejores perfiles de cada programa y se distribuyeron en tres equipos interdisciplinarios, quienes trabajaron durante 16 semanas para desarrollar una propuesta.

Al inicio del proyecto, los estudiantes identificaron y seleccionaron problemáticas concernientes al abasto, generación y uso de la energía; posteriormente, a lo largo del curso desarrollaron y plantearon una solución innovadora desde un punto de vista interdisciplinar.