27
Dom, Sep
474 New Articles

UDEM: Comparte especialista consejos sobre terapia contra la depresión

Estilos de Vida
Typography

Shannon Wiltsey-Stirman, profesora-investigadora de la Universidad de Stanford, ofreció la conferencia “Implementando la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) para la depresión como atención de rutina en entornos clínicos: consideraciones prácticas”, en la Universidad de Monterrey.

 

San Pedro Garza García, Nuevo León.-  “Hay veces en que se publican estudios y luego no sucede nada; la gente que podría beneficiarse de esas investigaciones, de esos tratamientos, no los reciben, a veces ni siquiera se enteran de que existen esos estudios”, afirmó Shannon Wiltsey-Stirman, en la Universidad de Monterrey.

La profesora-investigadora de la Universidad de Stanford impartió la conferencia “Implementando la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) para la depresión como atención de rutina en entornos clínicos: consideraciones prácticas”.

La charla se realizó la tarde del miércoles, en las Salas 6 y 7 de Educación Continua, invitada por el Centro de Tratamiento e Investigación de la Ansiedad (CETIA) de la UDEM.

Shannon Wiltsey-Stirman destacó que solo un 10 por ciento de la gente que padece depresión en realidad reciben tratamiento en el mundo.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que la causa número uno de discapacidad en el mundo ha rebasado muchos de los problemas de salud física; son muchos los desafíos para la gente que logre emplearse o mantenerse empleado”, indicó.

La especialista propuso una reevaluación continua y adaptaciones del Tratamiento Cognitivo Conductual (TCC)  de acuerdo con sus resultados, ya que este método ha sido uno de los más estudiados en comparación con otras ramas de la psicoterapia.

Wiltsey-Stirman afirmó que pacientes con problemas de depresión o de ansiedad social, trastornos de pánico, insomnio, abuso de sustancias, alcoholismo, aún para esquizofrenia y psicosis, y problemas con dolor para gente con cáncer encuentran que reforzar su tratamiento con TCC les puede ayudar a manejar mejor su padecimiento.

“No es el único tratamiento efectivo que existe, pero es muy efectivo (…) hay que refinar el plan hasta conseguir el resultado que se busca: que la gente esté mejorando y sigue apegada al tratamiento”, estableció.