02
Mié, Dic
406 New Articles

Pese a pandemia, se gradúan, crean negocios y migran a lo digital

Estilos de Vida
Typography

Monterrey, México. UDEM. - El Centro para la Solidaridad y la Filantropía (CESYF) de la Universidad de Monterrey celebró la ceremonia de graduación de la sexta generación de emprendedoras del programa Kimakul y lanzó su Mercado Virtual.

 

Con la presentación de su propio Mercado Virtual, una plataforma para promover el consumo local y solidario de egresadas de Kimakul, se realizó la graduación de la sexta generación de emprendedoras de este programa del Centro para la Solidaridad y la Filantropía (CESYF) de la Universidad de Monterrey. 

La ceremonia virtual se realizó al mediodía de este jueves, con la presencia de Alejandra Fernández Garza, consejera de la UDEM y presidenta de la asociación civil Telar; Isabella Navarro Grueter, vicerrectora de Formación Integral de la UDEM; Alicia Cantón Guzmán, directora de Comunidad Universitaria de esta casa de estudios; y Leticia López Villarreal, directora del CESYF. 

Como parte de la graduación, se realizó el panel Las mujeres emprendedoras en tiempos de pandemia, con la participación de Carmen Garza T Junco, directora de la Fundación Frisa y consejera de la UDEM; Miguel Ángel Meléndez Martínez, secretario de Desarrollo Humano y Capital Social de San Pedro Garza García; e Irene Zacarías, del Instituto de las Mujeres Regias. 

En total, se graduaron 45 mujeres en dos sedes: UDEM y San Bernabé, quienes generaron negocios en giros como tiendas de regalos, psicología y coaching de vida, estética canina, productos de salud y belleza, comida tradicional, repostería, dulces regionales, catering, calzado, moda y joyería, entre otros. 

Fernández Garza ofreció un mensaje en el que pidió a las graduandas recordar este día de su graduación como algo único y especial, “que esto que aprendieron con tanta dedicación, esfuerzo y entrega, nunca se les olvide, y que eso les ayude a siempre a salir adelante en la vida”.  

“Si lograron esto, pueden lograr muchas más cosas; el futuro les espera; el futuro las necesita y depende de ustedes”, manifestó. 

Navarro Grueter, por su parte, señaló que, lamentablemente, esta pandemia tendrá efectos económicos muy serios, por lo que las iniciativas como el programa Kimakul son urgentes y prioritarias para la reactivación económica. 

Lo que hemos vivido en los últimos meses no ha sido fácil y, como siempre, tristemente, hay quienes pagan un precio más alto; la contingencia de salud que enfrentamos agudizó la desigualdad económica de las mujeres en economía de subsistencia debido a los lineamientos de salud que se establecieron para evitar el contagio, como el confinamiento y la suspensión de actividades no esenciales”, indicó. 

Agregó que, debido a esta circunstancia social, el programa Kimakul se renovó, transitando al ámbito digital a través de la plataforma Mercado Virtual Kimakul, para continuar abonando al cumplimiento de uno de los objetivos de desarrollo sostenible: lograr la igualdad de oportunidades entre los géneros y empoderar a mujeres y niñas. 

La directiva universitaria explicó que Kimakul es un programa que busca empoderar a las mujeres para que logren su autonomía económica a través del emprendimiento; es un esfuerzo de la UDEM, que reconoce las desventajas que enfrentan las mujeres frente a las oportunidades laborales y desarrollar en ellas habilidades que les permitan participar como productoras y empresarias en el comercio justo. 

En su participación en el panel, Carmen Garza T Junco afirmó que el reto frente al COVID-19 hace todo muy incierto y que, sin duda alguna, la sociedad se encuentra en una incertidumbre constante.  

“Ustedes con sus nuevos negocios o que ya venían operando hace meses o años y que ahora encontraron una oportunidad de potenciar, ahora es importante detectar nuevas oportunidades y verlas como un reto”, exhortó.  

Por su parte, Meléndez Martínez, del municipio sampetrino, señaló que, frente a la contingencia sanitaria, es en la capacidad de ser creativos y estar dispuestos a recibir esta crisis como un reto en donde están las oportunidades para todos.  

Debido a la pandemia, la tecnología nos ha dado la oportunidad de evolucionar: se pueden continuar proyectos y tener reuniones en sesiones como la graduación; sin embargo, existen estudios que afirman que la tecnología es uno de los temas más discriminatorios que hay en el mundo”, reveló. 

En una plataforma social, mencionó el funcionario municipal, se establece que solo el 27 % de las empresas relacionadas con temas de tecnología tienen en sus puestos directivos a mujeres. 

“Ahí es donde creo que está la oportunidad que tienen las mujeres en esta crisis: de lo que se trata es de demostrar nuestra capacidad para adaptarnos y capacidad para innovar”, indicó. 

En su intervención, Sahara Calderón Samaniego, coordinadora de Kimakul, destacó que, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la mayoría de las mujeres emprendedoras en México trabajan en la informalidad y solo 15 de cada 100 emprendedoras terminó sus estudios superiores.  

Pero el 60 % de los negocios informales de mujeres se creó por necesidad y no de forma voluntaria y que el país tiene uno de los niveles más bajos de acceso a capacitaciones y créditos para emprendedoras: el 16.5 %. 

Quienes estén interesados en apoyar a las emprendedoras en el Mercado Virtual Kimakul pueden visitar el sitio udem.edu.mx/MercadoVirtualKIMAKUL.