12
Dom, Jul
310 New Articles

Minsait payments, un aliado de la transformación de los medios de pago en la era poscovid-19

Estilos de Vida
Typography

La filial de Minsait de medios de pago cuenta con una oferta completa y diferencial de alto valor añadido en soluciones innovadoras de pagos digitales, en un momento en el que la crisis mundial del COVID-19 impulsa a las empresas mexicanas hacia una disminución en el uso del efectivo

Ciudad de México.- La pandemia por COVID-19 y las medidas tomadas para contener la propagación del virus han impulsado la transformación digital en compañías de todos los tamaños sin importar su ubicación geográfica o giro, para ello es fundamental que las organizaciones cuenten con un aliado tecnológico capaz de apoyarlos para enfrentar los restos cruciales de la actual coyuntura.

 

Minsait Payments, la filial de Minsait de medios de pago, cuenta con la experiencia para apoyar a las empresas en sus procesos de transformación digital, gracias a su amplia experiencia en la implementación de soluciones tecnológicas para el sector financiero, soluciones que permiten a las compañías de la industria anteponerse al futuro de los medios de pago.

En este contexto se realizó en México, mediante un webinar, la presentación de su IX Informe de Medios de Pago, relativo a 2019, así como el análisis de las nuevas tendencias en este sector originados por la pandemia de COVID-19. El Informe, que muestra cada año la información sobre las tendencias en medios de pago de 11 países de Europa y Latinoamérica, se ha convertido en un referente para estar regiones.

Según Kerman Ispizua, responsable de Nuevos Negocios de Medios de Pago de Minsait Payments, la actual coyuntura “redefinirá cambios que ya se vislumbraban durante el 2019 en las preferencias de los medios de pago, como la aceleración del uso de tecnologías que permiten transitar hacia los pagos NFC -pagos por proximidad con el móvil- y otros métodos para transaccionar en formato cashless”.

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que las personas realicen sus transacciones con tecnología contactless, para disminuir el riesgo de contagio, impulsará estas tendencias. ”Se observa una aceleración del uso de los medios de pago electrónicos, el pago contactless, el pago móvil (NFC y QR) y el e-commerce, y México no es ajeno a esta tendencia”, comenta Ispizua.

“Es evidente que el COVID-19 en México se está convirtiendo en un impulso para acelerar la adopción de medios de pago alternativos al efectivo, promoviendo el uso de tecnologías contactless y herramientas digitales que aceleran la transformación del sector en todo el mundo. Además, la digitalización que ha acelerado la pandemia nos alerta de la urgencia de otro aspecto como es la universalización de los medios de pago electrónicos para evitar que, en definitiva, nadie se quede atrás”, señala Ernesto Terríquez Ortiz, director de Servicios Financieros de Minsait en México.

México ya registraba cambios significativos sobre los medios de pago utilizados por la población adulta bancarizada en sus gastos mensuales. Por ejemplo, según el Informe de Minsait Payments, en 2019, el uso del efectivo ya sufría un fuerte retroceso (-6,9%) y los dispositivos móviles irrumpen en la escena con un incremento en su penetración, tanto para pagos en comercios físicos (+10,5%) como entre particulares (+5,4%).

Además, los patrones en México evidencian que la transaccionalidad de los pagos electrónicos se concentra en las tarjetas, que se emplean hoy en más de 7 de cada 10 operaciones de pago electrónico. En su consideración como medio de pago principal (lo es para 4 de cada 10 mexicanos), compite con los pagos en efectivo, con una notable diferencia con respecto al promedio del conjunto de Latinoamérica, donde el cash lo es para uno de cada tres. A ello contribuye el que la tarjeta siga siendo utilizada más como un instrumento para la retirada de efectivo que para la realización de pagos. 

Las empresas y las instituciones gubernamentales tienen la oportunidad de aprovechar este hito y guiar a los mexicanos en sus transacciones electrónicas, de modo que se convierta en un hábito permanente, más allá de la pandemia. Para ello, la comunicación oportuna a los consumidores y la disponibilidad de equipos que faciliten la aceptación en comercios se presentan como acciones clave para lograr superar el reto que conlleva la entrada a la cotidianeidad de los pagos pequeños con tarjeta y otros instrumentos de pago electrónicos.

“Definitivamente la pandemia ha revolucionado el sector financiero en México: las empresas están acelerando sus procesos de transformación digital, para enfrentar los retos que les plantea esta nueva realidad en la que han cambiado los hábitos de consumo. Por ello, es necesario apoyarse en socios tecnológicos que les ayuden a realizar inversiones hoy de manera inteligente, pensando en que ello les permitirá también ser más competitivas en el mediano plazo y colocarse a la vanguardia”, aseguró Terríquez.