13
Mar, Abr
258 New Articles

Se debe garantizar un empleo pleno y productivo para las personas con TEA

Sostenibilidad
Typography

Romper con los viejos hábitos será crucial

Por Reyes Gamez

Monterrey, México (Agencia de Noticias 3er Sector).- En el marco del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló que se debe garantizar el empleo pleno y productivo, el trabajo decente para todos, y esto incluye a las personas con discapacidad.

"Si verdaderamente queremos no dejar a nadie atrás en el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, debemos hacer efectivos los derechos de todas las personas con discapacidad, incluidas las personas con autismo, y garantizar su plena participación en la vida social, cultural y económica", señaló el Secretario General de la ONU, António Guterres.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible proporcionan un plan para abordar los principales desafíos a los que se enfrenta el mundo, entre ellos, las estrategias para reducir las desigualdades que frenan la prosperidad de las personas y del planeta. El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8 promueve el Trabajo Decente y Crecimiento Económico.

La ONU mencionó que la pandemia COVID-19 ha puesto al descubierto y agravado las flagrantes desigualdades en todo el mundo, especialmente en la distribución de los ingresos y la riqueza, el acceso a la atención sanitaria, la protección ante la ley y la inclusión política.

Guterres recordó que al trabajar juntos para recuperarnos de la pandemia de COVID-19, debemos fijarnos un objetivo clave, a saber, la construcción de un mundo más inclusivo y accesible que reconozca las contribuciones de todas las personas, incluidas las personas con discapacidad. 

Ya que las personas con autismo se han enfrentado durante mucho tiempo a muchas de estas desigualdades, y la pandemia no ha hecho más que agudizarlas. El problema viene dado por las ya conocidas prácticas de contratación discriminatorias y entornos laborales que suponen grandes obstáculos para las personas con autismo. Todo ello ha contribuido al desempleo o a una grave situación de subempleo de una gran mayoría de adultos con Trastornos del Espectro Autista (TEA).

"La crisis ha creado nuevos obstáculos y desafíos, pero los esfuerzos por reactivar la economía global ofrecen la oportunidad de reimaginar el lugar de trabajo para que la diversidad, la inclusión y la equidad sean una realidad. Romper con los viejos hábitos será crucial. Para que las personas con autismo puedan acceder a un trabajo decente en condiciones de igualdad hace falta crear un entorno propicio y realizar ajustes razonables", mencionó Guterres.

El artículo 27 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad reconoce: "el derecho de las personas con discapacidad a trabajar, en igualdad de condiciones con las demás", y a trabajar en "entornos laborales que sean abiertos, inclusivos y accesibles a las personas con discapacidad."

La ONU subrayo que algunos empleadores han puesto en marcha recientemente programas de empleo inclusivo, -que dan cabida a las personas con TEA, trastorno de déficit de atención o el trastorno obsesivo-compulsivo-, a menudo denominadas personas neurodivergentes. Gracias a la experiencia adquirida en esos programas, y motivados por el deseo de ser socialmente responsables y aprovechar las aptitudes y la capacidad de un grupo de talentos más diverso, un número cada vez mayor de empleadores está creando modelos para hacer que las prácticas laborales y de contratación sean más inclusivas en general.

La pandemia ha tenido un impacto evidentemente en los esfuerzos de las empresas por implementar estos nuevos modelos. La economía internacional atraviesa la peor recesión económica desde la gran depresión, con la pérdida de cientos de millones de empleos. Al mismo tiempo, las nuevas formas de trabajo, incluido el teletrabajo y el uso de nuevas tecnologías, han generado oportunidades para los empleados con trastornos del espectro del autismo que antes tenían dificultades para prosperar en entornos laborales más tradicionales.

"La recuperación nos ofrece también la posibilidad de replantearnos nuestros sistemas de educación y formación con el fin de garantizar que las personas con autismo puedan desarrollar su potencial. Trabajemos con todas las personas con discapacidad y las organizaciones que las representan para encontrar soluciones innovadoras que faciliten la recuperación para mejorar y la construcción de un mundo mejor para todos", señaló el Secretario General de la ONU.