13
Mar, Abr
258 New Articles

BASF y GIZ presentan Iniciativa “Alas para el Campo” para la conservación de la mariposa monarca

Sostenibilidad
Typography

Ciudad de México. La compañía  BASF y la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ), presentaron el proyecto “Alas para el Campo”, cuyo objetivo es proteger a la mariposa monarca y otros polinizadores en su ruta migratoria en México. A través de la restauración y conservación de plantas nativas que les proveen de hábitat y alimentación, se busca seguir beneficiando a la agricultura mediante la promoción de la importancia de la polinización.

 

El trabajo en equipo es fundamental para lograr un futuro más sustentable, por ello, una de las piezas clave en el desarrollo de este proyecto fue la creación de alianzas y la generación de un diálogo activo entre el sector privado y público, las cuales, en su conjunto promueven mecanismos de inversión sustentable y proyectos de conservación, como un elemento integral en el cuidado y protección del ecosistema.

 

“Éste es un proyecto que nace de una alianza entre BASF y GIZ, y no podría ser exitosa sin el apoyo de los agricultores mexicanos, a quienes queremos reconocer porque gracias a ellos este proyecto puede ser posible. Por supuesto, también a la Academia, a nuestros distribuidores y a las comunidades, todos ellos han sido parte fundamental”, dijo Verónica Hernández, directora de Asuntos Corporativos y de Gobierno de BASF para México, Centroamérica y el Caribe.

 

Esta iniciativa no sólo tiene un impacto positivo en la biodiversidad, sino que también proporciona mayor productividad a largo plazo de los campos, reducción de costos a través de una aplicación más responsable de los productos, menores impactos ambientales y beneficios para la salud a través de un medio ambiente más seguro.

 

Por su parte, Marita Brömmelmeier, directora residente de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ), se refirió a la relevancia del trabajo conjunto para impulsar iniciativas de este tipo: “Alas para el Campo es un proyecto que da cabida a nuevas formas de colaboración entre el sector público y privado para reforzar sinergias que nos permitan cuidar de la biodiversidad. Queremos cumplir con los objetivos y metas de la Agenda 2030 y otros tratados internacionales que, además, aportan beneficios a nivel local. Alas para el Campo es un ejemplo de cómo el marco internacional de dos organizaciones internacionales, BASF y GIZ, se traduce en impactos positivos a nivel local. Y, es que, el desarrollo sostenible se construye entre todos”.

 

Sustentabiidad prioridad de BASF

 

Este proyecto se suma a los esfuerzos llevados a cabo anteriormente por BASF, a través de su iniciativa Living Acres, que se introdujo en 2016 en Estados Unidos y Canadá con el objetivo de restablecer y preservar el hábitat de las mariposas monarcas. Además, este proyecto une a la región de Norteamérica con los 3 países colaborando en la preservación de la mariposa monarca y los polinizadores.

 

La sustentabilidad y el cuidado de los recursos naturales son una prioridad para BASF y la GIZ, por tal motivo promueven la agricultura sostenible lo que significa invertir en el futuro a través de un cambio en el paradigma actual de la producción agrícola, hacia una agricultura regenerativa cuyo objetivo es conservar, restaurar y mejorar los recursos de los ecosistemas.

 

 

Al respecto, Alexandre Latorre, director de Soluciones para la Agricultura de BASF para México, Centroamérica y el Caribe, mencionó: “Queremos contribuir a que los agricultores vivan la experiencia de la sustentabilidad; a través de ayudarlos a producir más de manera rentable; contribuir con ellos para que reduzcan su huella de carbono; desarrollar nuevos modelos de negocio y nuevas oportunidades para impulsar la preservación de la biodiversidad; así como ofrecerles materiales o productos que les ayuden a reforzar su cadena de valor e impulsar una agricultura más sustentable”.