02
Mar, Mar
230 New Articles

La pandemia era inevitable; las miles de muertes en México, no

Noticias
Typography

El subsecretario de Salud, ha realizado más un papel político que científico

Por Reyes Gamez

Monterrey, México (Agencia de Noticias 3er Sector).- En el libro Un daño irreparable: La criminal gestión de la pandemia en México (Planeta), su autora la doctora Laurie Ann Ximénez-Fyvie, invita a reflexionar al lector de como la la desinformación, la desestimación del uso del cubrebocas, el nulo control en las fronteras y la falta de testeos masivos, son solo algunos de los factores que han provocado tal estado de emergencia en nuestro país.

Ximénez-Fyvie, Doctora en Ciencias Médicas por la Universidad de Harvard, señala que espera que este texto sirva como testimonio del que se pueda derivar un aprendizaje, que en un futuro permita no repetir los errores que aquí se han cometido, menciona que aunque es tarde para los que ya partieron y para sus familias en duelo, enfatiza que ha escrito este libro por todas las vidas que aún pueden y deben ser salvadas, ya que ella ha elegido no ser indiferente ante el dolor ajeno. La pandemia era inevitable; las miles de muertes, no.

A nivel mundial se vive una de las las situaciones más dramáticas y devastadoras de las que se tenga memoria en el último siglo. México encabeza la lista de letalidad entre las 20 naciones más afectadas por la pandemia de COVID-19. 

La también jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la Facultad de Odontología de la UNAM, menciona que en México llama la atención la ambigüedad que ha tenido Hugo López-Gatell Ramírez. ​​​​​​​Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, ya que aunque estableció  estrategias de prevención como la aplicación de la medida auxiliar del cubrebocas y el distanciamiento social, ha faltado realizar mayor número de testeos para detectar el COVID-19, además era necesario que en aquellas personas que carecen de síntomas de COVID-19, pero la prueba les da positivo, significa que estás contagiando, no se les tendría que haber mandado a su casa, sino a un centro de aislamiento, retirarlas de la población infectante. Así es como se cortan verdaderamente las cadenas de infección.

Lamenta que en nuestro país se hiciera el llamado a no acudir al hospital hasta que el enfermo se sintiera ya muy mal; lo que propició la dispersión de los contagios y que al llegar al hospital fuese demasiado tarde para ayudar. En nuestro país, la mayor proporción de contagio se da intrafamiliarmente, o sea, hay familias enteras que se infectan porque uno de sus miembros infectado no fue aislado.

Ximénez-Fyvie refiere que son evidentes las ambiciones políticas del funcionario supuestamente dedicado a cuidar la salud de los mexicanos. Su incapacidad para rectificar el rumbo no tiene justificación. Esa actitud demuestra no solo soberbia e indolencia, también deja claro que su papel es político y no científico.

Agrega que tarde o temprano vendrá la rendición de cuentas. La historia no suele tratar con amabilidad a los científicos que, en pro de un bien común malentendido y faltando a la ética que su profesión demanda, han abusado de su poder y posición, arriesgando o sacrificando la vida de las personas

Acerca de la autora

Laurie Ann Ximénez-Fyvie se doctoró en la Universidad de Harvard y es profesora e investigadora de Microbiología. Actualmente es jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la Facultad de Odontología de la UNAM, directora general de la iniciativa Salvemos con ciencia y asesora proyectos para ayudar a controlar la pandemia de COVID-19 en México. A raíz de su artículo «El fiasco del siglo» en el periódico Reforma, se volvió una de las referentes expertas que han trabajado para exponer la verdad detrás de la gestión de la pandemia en México. @lximenezfyvie