16
Jue, Ago
190 New Articles

Nestlé México apoya a productores lecheros para que sean sustentables

Medio Ambiente
Typography

La compañía ha diversificado sus fuentes de energía.

Por Reyes Gamez/Agencia de Noticias 3er Sector

Monterrey, México.- Nestlé México sabe que compromisos ambientales son importantes para seguir impulsando en la sociedad el uso sustentable de los recursos, saben que sólo a través de la acción colectiva van a lograr aprovecharlos y preservarlos para las futuras generaciones. Muestra de ello es el “Compromiso Lácteo”, el cual consiste en respaldar a productores lecheros grandes y pequeños a través de asistencia técnica y financiamiento que les permita el desarrollo de habilidades como empresarios sustentables.

 

“Compromiso Lácteo” busca la implementación de mejores prácticas para producción de leche y suero, la automatización de la ordeña y la mejora de procesos de enfriamiento para una óptima conservación de producto. Con ayuda del Compromiso Lácteo, la compañía ofrece a los productores las herramientas necesarias para que adopten medidas de mitigación, tanto en el manejo del estiércol con lombricomposta hasta la incorporación de biodigestores que contienen estos gases, aprovechando esta energía que produce sustituyendo parte de la energía eléctrica que se requiere para la producción de leche.

Juan Pardo Subdirector de Asuntos Corporativos de Nestlé México, dijo que “en Nestlé somos conscientes de que los problemas que nos aquejan como sociedad y medio ambiente son complejos, no tienen una solución única, y requieren de la participación multisectorial para enfrentarlos. Para solucionarlos, necesitamos del compromiso de todos, en este caso, de los productores lecheros quienes forman parte de nuestra cadena de valor y se vuelven actores fundamentales para nuestra empresa. Actualmente, somos el tercer comprador de leche en México con un estimado de 8% de la producción nacional”.

Además la compañía ha diversificado sus fuentes de energía, en las que se encuentra la energía eléctrica de origen eólico y fotovoltaico y energía térmica de origen solar o por biomasa, con el objetivo de reducir las emisiones en toneladas de CO2 por tonelada producida en un 67% lo que equivale a sacar de circulación a 51,300 mil autos.