17
Dom, Nov
685 New Articles

Inventó bra para ayudar a detectar cáncer y apuesta ahora por clínica

Inclusión Social
Typography

A los 17 años, Julián sorprendió con el desarrollo de un sostén inteligente que busca ayudar en la detección del cáncer de mama

por José Longino Torres | Redacción Nacional 

Monterrey, México. Tec de Monterrey (CONECTA). - ¿Recuerdas a Julián Ríos, el joven mexicano que lideró el desarrollo de un sostén inteligente con la capacidad de detectar anomalías relacionadas al cáncer de mama? Ahora ha creado un concepto clínico para apoyar a las mujeres.

Eva Clinic, ubicada en Puebla, abrió su puerta hace dos meses y busca ayudar a la evaluación y exploración mamaria, principalmente a partir de la tecnología del wearable inteligente Eva, una solución que pudiera ser más certera que la autoexploración y menos invasiva que las mamografías.

"Eva Clinic reinventará la forma en la que las mujeres acceden a servicios primarios de salud. Después de tres años y medio trabajando con sistemas de salud nos dimos cuenta que las cosas debían cambiar de una vez por todas", señaló Julián.

Entre los principales puntos que observaron en clínicas convencionales, es que "no solo existe la posibilidad de recibir malas noticias, sino que las mujeres tienen que lidiar con largos tiempos de espera, sillas incómodas y un trato indiferente por parte del personal médico", describió.

Desde la apertura de la clínica se han atendido a más de 400 mujeres para una primera revisión con el brasier Eva. En la clínica también se ofrecen servicios de mastografía o ultrasonido de mama y consultas médicas generales, en caso de que así lo soliciten,

"Eva Clinic es una clínica que pone a la mujer en primer plano, con médicos que realmente escuchan y tecnología de vanguardia. Es una forma de masificar aún más nuestro impacto con Eva", resaltó el emprendedor.

APORTACIÓN A LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

Al ser testigo de la propia lucha que vivió su madre en contra del cáncer de mama, desde 2016, siendo estudiante de PrepaTec, Julián comenzó a trabajar en una tecnología que sirviera para mejorar la autoexploración y el monitoreo de la salud de los pechos.

Para octubre de 2017 ya se anunciaba una versión que saldría al mercado del wearable Eva, con sensores que mapean los patrones térmicos dentro de la mama, que indica la posible presencia de cáncer.

Con las mejoras que se le han realizado a Eva, actualmente basta con usarlo cinco minutos para que haga la toma de temperatura del pecho y envíe los datos que son analizados en un software para generar una evaluación de riesgo de presencia de cáncer de mama.

Aunque Eva no reemplaza una mastografía, sí se ha convertido en una herramienta complementaria que puede acelerar un diagnóstico de cáncer.

Con el surgimiento de Eva Clinic, Julián expone que es un gran avance para apoyar a frenar este padecimiento en México, que aún se mantiene como la primera causa de muerte en las mujeres mexicanas mayores de 25 años.

"Eva Clinic es uno de los pasos más tangibles que hemos dado para llevar nuestra visión a la realidad: hacer la detección tardía de enfermedades catastróficas algo del pasado", reiteró el emprendedor.

Julián afirmó que en Eva están comprometidos a llevar su invención a todas las mujeres de México, sin importar su edad o nivel socioeconómico, por lo que ya se ha anunciado la cobertura de la clínica a Monterrey, Guadalajara y la Ciudad de México. 

"El brasier Eva y Eva Clinic son solo los primeros pasos en nuestra lucha por empoderar a las personas a tomar el control de su salud. Pronto, todo el mundo tendrá acceso a nuestras innovaciones", finalizó.