24
Lun, Sep
220 New Articles

A 11 años de la desaparición de los periodistas de Tv Azteca Noreste Gamaliel López y Gerardo Paredes, aún no hay justicia

Opinión
Typography

Empresa alega que la desaparición no fue por riesgo de trabajo.

Por Reyes Ramiro Gamez Barboza/Agencia de Noticias 3er Sector

Monterrey, México.- El día de ayer se cumplieron 11 años de la desaparición del periodista Gamaliel López Candanosa y de su camarógrafo Gerardo Paredes Pérez, empleados de Tv Azteca Noreste, aún no se conoce su paradero ni tampoco la autoridad ha informado si hay alguien detenido por este delito.

 

En el 2017 al cumplirse una década de la desaparición, en una nota publicada en el seminario Proceso y firmada por Luciiano Campos Garza, Elisama Hernández Sánchez, esposa de Gamaliel, recordó que el 9 de mayo de 2007 el periodista le avisó que ya no seguiría cubriendo nota policíaca, para la familia del periodista esto era bueno, ya que Hernández Sánchez señaló que "meses antes lo habían levantado desconocidos que le preguntaron si trabajaba para algún grupo criminal. Él lo negó todo y lo dejaron ir". En su nota Campos mencionó que algunas de esas anécdotas constan en la averiguación previa penal 37/2007, que inició el agente del Ministerio Público 1, por la denuncia que presentaron Elizama y Blanca Esthela García Guzmán, esposa del camarógrafo.

Sin embargo hay que recordar que uno de los familiares de los periodistas desaparecidos, señaló que luego de que ellos interpusieron la denuncia el 13 de mayo del 2007, la autoridad dejo en el olvido la investigación, ya que la última diligencia en la averiguación previa 35/2007-I-1 fue el 8 de Junio del 2007. Además en una nota publicada en el semanario Proceso el 1 de Julio del 2008, mencionan que Juan Pedro Paredes Pérez, hermano del camarógrafo desaparecido, narraba que cada vez que iban a preguntar sobre el avance de la investigación, el entonces Procurador Luis Carlos Treviño Berchelmann le expresaba: “Discúlpame, luego te volvemos a llamar; ya veremos qué pasa, vamos a echarle ganas. Lo mismo de siempre”.

En una nota publicada en la revista 3er Sector el 1'0 de mayo del 2017, destacábamos que en noviembre del 2008 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señaló que la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León hizo un trabajo dilatorio en la investigación de la desaparición de los dos periodistas, ya que en la Recomendación 59/2008, de fecha 28 de noviembre de 2008 se lee que: “Esta Comisión Nacional consideró acreditadas conductas y omisiones violatorias a los Derechos Humanos de los señores Gamaliel López Candanosa y Gerardo Paredes Pérez, por parte de servidores públicos adscritos a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León.

Lo anterior en virtud del análisis realizado a la averiguación previa 35/2007-I-1, en donde se observó que los Agentes del Ministerio Público Investigador Especializados en Delitos contra la Vida y la Integridad Física, encargados de la integración de la indagatoria, incurrieron en severas dilaciones y omitieron practicar diligencias esenciales para la integración de toda investigación ministerial.

Con tal conducta se incurrió en violación a los derechos fundamentales al acceso a la justicia, a la legalidad y a la seguridad jurídica, así como a la debida procuración de justicia, actualizada por omisión, toda vez que el Representante Social omitió efectuar diversas diligencias para el esclarecimiento de los hechos, considerando que existía el indicio de amenazas previas en contra de uno de los reporteros agraviados, lo anterior de conformidad con lo previsto en los artículos 14; 22, fracciones I, III y IV, y 23, fracciones VII, IX y X, de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León, que en términos generales señalan las formalidades que el Ministerio Público debe observar en la investigación y persecución de los delitos, realizando las acciones correspondientes para velar por la legalidad y por el respeto a los Derechos Humanos en la esfera de su competencia, así como procurar la pronta, completa e imparcial impartición de justicia.

De igual forma, esta Comisión Nacional considera que se transgredieron en perjuicio de los familiares de los agraviados los derechos a la legalidad y a la seguridad jurídica, así como al acceso a la justicia, consagrados en los artículos 14, párrafo segundo; 16, primer párrafo; 17, segundo párrafo; 20, apartado B, fracciones I, II, párrafos primero y segundo, III, y 21, párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como 1o.; 3o., y 6o., incisos a), c) y d), de la Declaración sobre los Principios Fundamentales de Justicia para las Victimas de Delitos y del Abuso de Poder, que disponen en esencia que toda persona tiene derecho a la exacta aplicación de la ley, a que se le administre justicia, al esclarecimiento de los delitos cometidos en su agravio, así como que se proteja a las víctimas u ofendidos de esos ilícitos”.

Es lamentable que la autoridad en los casos de desapariciones no de celeridad a las investigaciones para la búsqueda y localización, además que observamos tienen tendencia a criminalizar a las personas desaparecidas.

Ya que hay que recordar que el entonces Procurador General de Justicia de Nuevo León en una reunión con diputados locales hizo un comentario donde suponía que "en el caso del reportero (Gamaliel López Candanosa), no sé si con el camarógrafo, les voy a poner un ejemplo para que vean hasta qué punto estaba (involucrado) el joven: Cuando hubo un ejecutado en marzo y dejaron un recado en un cuerpo, mandamos una patrulla y el recado estaba en la patrulla y hubo llamadas en TV Azteca preguntando porqué no se había publicado el recado. Hubo otro cadáver con un recado idéntico el año pasado y el reportero estaba antes de que llegara la policía, a los dos minutos de que se notificó el hallazgo. Las vinculaciones con la delincuencia organizada son peligrosas, no es posible hacer compromisos con ellos y las consecuencias son fatales. Definitivamente que desde ese entonces las investigaciones nos orientaban a que ellos (los reporteros) estaban trabajando para ese tipo de grupos”.

Tras estas declaraciones, los familiares de los periodistas y Tv Azteca Noreste le exigieron al ex Procurador aclarar o retractarse de lo expresado ante los diputados, mediante un comunicado de prensa emitido por la PGJNL el ex funcionario ofrecía “una disculpa pública y lamenta el daño moral que pudieron haber sufrido las familias de Gamaliel López Candanosa como de Gerardo Paredes Pérez, por las interpretaciones periodísticas publicadas por algunos medios de comunicación", además de subrayar que no existan pruebas que vincularan a los periodistas con la delincuencia organizada.

Hoy a 11 años, muchos ciudadanos siguen dando por cierta las declaraciones de ese ex funcionario, en comentarios que hacen en sitios de internet donde aparece alguna nota relacionada con este caso, expresan que los dos periodistas desaparecieron por "andar en malos pasos".

Lamentablemente observamos que las autoridades en los casos de violencia contra los periodistas tienden a esa criminalización, en la que ellos señalan que los profesionales del periodismo pudieron tener ciertos nexos con personas vinculadas a presuntas actividades delictivas, por ello es que desaparecen o los asesinan.

Aunque también hay que señalar que por desgracia en los medios de comunicación en algunas ocasiones se es "caja de resonancia" al repetir ese discurso de los funcionarios que criminalizan los casos de ciudadanos desaparecidos forzosamente.

Es urgente que se cambie esto, que en todos los casos de personas desaparecidas, se respeta su integridad. 

Los profesionales del Periodismo y los medios de comunicación, debemos lograr que el público se sume a la exigencia de localizar a estas personas y que se haga justicia en estos casos, ya que por ahora existe un alto grado de impunidad

En México ya no debemos tolerar la inacción de la autoridad, es necesario como ciudadanos alzar la voz para que hagan su trabajo y el acceso a la Justicia quede garantizado, ya que nadie esta por encima de la Ley.

Tv Azteca se deslinda de responsabilidades laborales con familia de Gamaliel López Candanosa

En estos 11 años, la familia de Gamaliel López Candanosa no solo a tenido que lidiar con la ausencia del periodista, sino también con la empresa Tv Azteca Noreste, que en un principio dijo les iba a dar todo el apoyo tanto economico como legal.

Sin embargo cuando se cumplieron cinco años de la desaparición, la esposa de Gamaliel recordó que "nosotros nos habíamos apoyado en Tv Azteca, y Tv Azteca nos deja, ellos prometieron ayudar a las familias y nos habían dicho que teníamos todo el apoyo de ellos y nos dejan en el desamparo".

Además en la entrevista que dio a Proceso en el 2017, la esposa del periodista reiteraba que “TV Azteca se lavó las manos y nos dejó en la calle. He batallado mucho con trámites legales porque la casa, hasta ahorita, no está terminada de pagar con el Infonavit; pero como está a nombre de mi esposo, no había acta de defunción y no se puede arreglar el asunto de saldar la casa, ni cobrar la pensión".

Ante esto ella decidio entablar una demanda contra Tv Azteca en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para obtener una pensión por viudez y otra por orfandad para los hijos, y la liberación del adeudo del Infonavit, aunque en este juicio pudo enterarse que la empresa a su esposo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le había registrado un sueldo menor al que le pagaban, por lo que de haber aceptado eso, tendría una pensión de mil pesos mensuales, cuando ella dice que el sueldo de Gamaliel era otro y por lo tanto ella deberia recibir una pensión de un monto mayor.

Así mismo relató que el abogado de TV Azteca ante la Junta Local pretendió negarle derechos a la familia al señalar que ya prescribió el término para emprender cualquier acción legal y que Gamaliel no desapareció por un riesgo de trabajo, sino que al andar en la calle, no avisó de su paradero, lo cual exime de cualquier responsabilidad al patrón.

Es grave que en algunas empresas de medios de comunicación no cumplan con la Cultura de la Legalidad, que a los periodistas ante el IMSS los registren con un salario distinto al que cobran, ya que cuando sucede un caso como este y en el que la esposa debe iniciar los tramites para obtener una pensión por viudez, se encuentre que no esta todo como marca la legislación laboral, que el abogado de la empresa pasa a criminalizar no solo al periodista sino también a la familia, ya que los intimida para que acepten lo que se les ofrece aún sabiendo que eso no es lo que marca la Ley.

Es necesario que los dueños de las empresas de los medios de comunicación cumplan con las leyes laborales, ya que el profesional del Periodismo requiere tener esa certeza juridica para desempeñar su trabajo.

“Mi esposo dio la cara por los medios de comunicación, por la gente de su trabajo, por la empresa, y la empresa se lava las manos; mis respetos para la gente como ustedes, para los reporteros, para los medios de comunicación, para la gente que es limpia, que saca el trabajo limpio, a mi esposo lo ensuciaron mucho”. Elisama Hernández Sánchez, esposa de Gamaliel López Candanosa.