22
Lun, Jul
446 New Articles

Maestro de 3 generaciones: cumple 57 años en el Tec

Desarrollo
Typography

Alfredo Brunell cumple 114 semestres dando clases ininterrumpidamente en el Tec de Monterrey

Fue el fundador de la carrera de marketing en el Tec en 1972, siendo la pionera en América Latina

Por Asael Villanueva|Redacción Nacional

Monterrey, México, Tec de Monterrey (Conecta).- De cabello corto y blanco, vestido con saco, camisa y pantalón de vestir, camina de forma pausada, pero segura entre los estantes de libros, y hace como si buscara alguno de marketing, la materia de su vida, en la biblioteca del Tec campus Monterrey.

 

Él es Alfredo Brunell Meneses, profesor desde hace 57 años en el Tec y fundador de la carrera de mercadotecnia en 1972, siendo en ese entonces la primera vez que se impartía en América Latina.

En mayo de 2019 concluyó su semestre número 114 dando clases ininterrumpidamente.

Actualmente, a sus 78 años continúa impartiendo clases de mercadotecnia y afirma que planea seguir enseñando en el Tec de Monterrey hasta que le sea posible.

12 MIL ALUMNOS DE TRES GENERACIONES

Alfredo calcula haber dado clases a aproximadamente 12 mil alumnos durante su trayectoria.

Ha dado clases a personajes como a David Noel Ramírez, quien fuera rector del Tec, y a Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial en 1994, entre otros.

“Tuve el placer de darles clase a gente importante: senadores, gobernadores y por supuesto a David y a Colosio. Ambos eran totalmente buenos en las clases, muy trabajadores, atentos, muy buenos estudiantes”, comentó Brunell a CONECTA.

“De David recuerdo que el día del examen final, que caía en el día de la Virgen de San Juan de los Lagos. Me dijo que quería ir a venerarla. Tenía un promedio de 100, así que le dije que fuera. Había exentado por su promedio”, recordó Brunell.

Sentado en la BiblioTEC durante su entrevista, Alfredo sonríe cuando se le pregunta si el camino en la docencia ha sido duro, afirmando que lo único difícil es encontrar motivación para sus alumnos que han ido cambiando con el tiempo.

“He tenido alumnos de 3 generaciones: unos que tenían únicamente radio; luego los que ya tenía televisión y estos últimos que tienen Internet, celular y Playstation. Hay que saber cómo motivarlos y entonces se vuelve sencillo”, señaló.

Alfredo afirmó que el reconocimiento que le dan sus alumnos es su más grande motor para continuar dando clases y que se siente emocionado cuando se encuentra con alguno de ellos y le cuentan sobre su vida.

Cuando se le pregunta qué papel tiene el profesor en la educación, Alfredo comentó que los buenos profesores son los que no solo exponen una teoría, sino que les hacen ver a los alumnos cómo ese conocimiento les ayudará en su vida.

“Lo que hace a un buen profesor es su actitud, el querer que los alumnos desarrollen su conocimiento. A mi me pagan, no porque enseñe, sino para que los alumnos aprendan”, afirmó.

UNA HISTORIA DE 114 SEMESTRES.

La carrera de Brunell en la docencia comenzó cuando egresó en 1962 de la Licenciatura en Administración de Empresas y en Contabilidad, carreras que estudió en el Tec de Monterrey al mismo tiempo.

Entonces fue invitado a dar clases como profesor de medio tiempo en el departamento de Administración, en el que posteriormente se desarrollaría como director por 7 años.

Durante ese periodo notó que los egresados del área terminaban trabajando en puestos de mercadotecnia.

“Pensé: ‘Hay que formar una carrera de especialista en marketing' y fue precisamente en 1972 que se funda la carrera de mercadotecnia. La primera en América Latina”, aseguró.

Brunell dijo sentirse orgulloso de que de la primera generación de la carrera, conformada por 6 hombres y una mujer, 4 tienen actualmente empresas exitosas.

En 2005, Brunell se jubiló, pero siguió dando clases como profesor de cátedra.

Para él fue difícil adaptarse al principio y recordó que durante sus primeras clases, el contenido que había planeado para 3 días lo daba en 25 minutos y tenía que desarrollar más contenido para las clases restantes.

“No tenía experiencia ni cosas por el estilo. Ahora mi clase se basa en la experiencia que he vivido en el área de mercadotecnia. Así empecé, luego ya me gustó, me envicie y aquí sigo todavía“, comentó.

Brunell recuerda algunos momentos felices de su trayectoria, como cuando llegó a darle clases a su hija, quien estudió en el Tec, y cuando los alumnos lo nombraron “el mejor profesor del departamento” en varias ocasiones.

“Mi esposa, que en paz descanse, me preguntaba que cuándo iba a dejar de dar clases. Yo le preguntaba que qué prefería, si ir por mi a una cantina o a la escuela, y me decía que siguiera dando clases”, comentó sonriendo Alfredo.

“Por lo pronto ya dije que sí para el próximo semestre. Mientras Dios quiera y me siga gustando y pueda, prefiero eso a andar de vago. Así le vamos haciendo, un semestre a la vez”, finalizó.