24
Mar, Abr
198 New Articles

Muestra avances en evidencias científicas sobre la Sábana Santa

Desarrollo
Typography

Monterrey,México. Basado en cálculos de probabilidad, datos científicos y sus conclusiones a partir de estudios sobre la materia, el Pbro. Santiago Pérez presentó la conferencia “La autenticidad de la Sábana Santa”, ante la comunidad de la Universidad de Monterrey.

El eclesiástico recién llegado a la iglesia de la Sagrada Familia en la comunidad Valle Poniente, mencionó que desde hace más de 20 años comenzó sus estudios relacionados a esta pieza que es considerada de suma importancia para la comunidad católica.

A lo largo de su ponencia, el sacerdote se apoyó con referencias de probabilidad, a fin de sustentar su hipótesis de que los diferentes hechos que relata la historia bíblica, tendrían que repetirse de manera exacta en varios casos, cuando la usanza de esos tiempos indicaba lo contrario.

“El crucificado de la sábana presenta heridas como Jesús de una corona de espinas, en toda la historia no se recoge en ningún Código Penal del mundo que el castigo sea una corona de espinas, solamente conocemos un caso de coronación de espinas.

“Regularmente cuando los crucificaban los dejaban días en la cruz. Este hombre que ha sido tratado con una brutalidad absoluta, después de su proceso de crucifixión, es tratado con un cuidado primoroso, lo miman, al cadáver lo miman y segundo con mucha prisa. Los judíos solían lavar los cadáveres, aceitarlos y enterrarlos, con este cadáver Jesús muere a las tres de la tarde y a las seis de la tarde ya estaba listo, fue un proceso muy rápido”, explicó.

Mencionó que en ese tiempo la crucifixión se encontraba reservada para quienes realizaban las acciones más horribles, cuyos cuerpos posteriormente iban a la fosa común, por lo que según sus supuestos sólo uno de cada 10 cuerpos podría ser tratado de esa manera después de muerto, con mucho cuidado y a la vez con mucha prisa.

Durante la conferencia el Presbítero también hizo referencia a la expresión que aparece en la sábana, después de haber pasado por una muerte atroz. Su rostro es triste y a la vez sereno.

“Tuvo que haber 150 mil millones de crucificados para que este no fuese Jesús de Nazaret. Vamos a hacerlo más gráfico, matemáticamente es posible que haya un doble exacto a una persona en alguna parte del mundo. Este hombre matemáticamente es Jesús de Nazaret, no puede no ser Jesús. Tendríamos que pensar que alguien ha muerto como él y que ha pasado algo bien raro después de la muerte como él y en la historia solamente sabemos de un solo caso”, consideró. 

Analizó también que dentro de su investigación también analiza unas letras que aparecen en la pieza, teoría que aún se encuentra en investigación. Son frases en griego y en latín.

“Tenemos el texto de la condena de cuando los romanos condenaban a alguien a ser crucificado. No hay pintura, no es que haya pintura de las letras. Es como si tu dejas la llave caliente abierta el vidrio se empaña, si escribes algo se queda, si dejas que siga el agua caliente se vuelve a empañar pero siempre vas a poder leer lo que escribiste aunque se vea muchísimo menos. Eso es lo que pasó a mi modo de ver, no traspasó la tinta o la pintura la tela, pero si dejo algunos cercos en la misma cara llena de sangre y por eso están las letras. Esa es mi explicación de por qué están las letras”, apuntó.