21
Vie, Sep
220 New Articles

La Costeña y Comer y Crecer unen esfuerzos para brindar a niños y niñas una alimentación balanceada

RSC
Typography

Este tipo de proyectos fortalecen los lazos con las familias mexicanas.

Por Elvia Ochoa Gaona/Agencia de Noticias 3er Sector

Ciudad de México.- La Costeña refrenda su compromiso para contribuir en el desarrollo de niños, niñas y jóvenes a través de una alimentación balanceada y formación integral al apoyar el décimo comedor de la asociación Comer y Crecer en San Mateo Tlaltenango, Cuajimalpa.

 

Ana Belén , Gerente de Mercadotecnia de La Costeña junto con integrantes de Comer y Crecer develaron  una placa para celebrar el décimo comedor de la asociación en la comunidad de San Mateo Tlaltenango, Cuajimalpa, el cual en apoyo de La Costeña, dará asistencia a 250 niños de 5 a 12 años de lunes a viernes.

Díez destacó que “la Costeña es una empresa que trabaja por y para la gente, por lo que proyectos como este, fortalecen nuestros lazos con las familias mexicanas, pues a lo largo del tiempo han sido y continuarán siendo el motor principal de la compañía, por lo que seguiremos buscando y promoviendo iniciativas en pro del bienestar de los mexicanos".

Asimismo, La Costeña elaboró algunos materiales didácticos de la mano de expertos, como un libro de valores, desarrollado por una psicóloga; así como un libro de nutrición, con el que se busca fomentar y promover en los niños una alimentación balanceada y al mismo tiempo inculcar valores como honradez, respeto, responsabilidad, justicia, unión familiar, amor y amistad; valores con los que La Costeña también se identifica y promueve a través de diversas acciones.

Comer y Crecer es una asociación con 12 años de experiencia, que, a través de un modelo sólido busca llegar al mayor número posible de comunidades en situación de pobreza en nuestro país y fomentar valores como respeto, compromiso y solidaridad en niños y jóvenes de 6 a 15 años. La asociación les brinda una formación integral que les de las herramientas necesarias para construir un proyecto de vida con un sentido de responsabilidad y trascendencia.