20
Mié, Nov
687 New Articles

Avanza campus UDEM hacia un paisaje sostenible

Sostenibilidad
Typography

Monterrey, México. UDEM.- ​Con la habilitación del proyecto paisajístico denominado El Solar, la Universidad de Monterrey ha dado continuidad a la transformación de su campus como infraestructura sostenible a través de la recuperación de zonas arboladas en donde antes había estacionamientos.

A partir de este verano, el campus UDEM cuenta con un proyecto que integra vegetación de la región, diseño de vialidad peatonal de acuerdo con las diferentes necesidades y, para octubre, una cañada que incluye un espejo de agua y una ermita para la reflexión.

PUNTO DE ENCUENTRO

El Solar abarca la construcción de una Plaza Sur, actualmente en uso, y, en unos meses más, una Plaza Norte o Plaza Cultural –en el lado poniente del proyecto−, que juntas representan siete mil 900 m2 para el encuentro y convivencia de la comunidad UDEM, adicionalmente al área de la cañada −el lado oriente.

Citlalli Calderón Villegas, gerente de Remodelaciones y Adecuaciones de la UDEM, mencionó que el campus de la UDEM está asentado sobre una subcuenca, un desnivel o depresión natural, formada a través de los años por el paso del agua, lo que creó la forma de cañada.

La directiva universitaria explicó que, en general, los proyectos, tanto arquitectónicos como paisajísticos, del Plan Maestro del campus están basados en un diseño conceptual de la firma internacional SWA, que realizó desde 2011.

Después, en el lado poniente de El Solar, le correspondió al despacho arquitectónico Prohabitat Naturaleza Urbana generar un rediseño conceptual y el desarrollo de diseño paisajístico, que implica los planos constructivos, los niveles, los acabados y los detalles pendientes, mientras que en el costado oriente, el diseño y el desarrollo fueron exclusivamente del estudio regiomontano de Diego González Alanís, su director general.

“En el lado oriente, nos encontramos con situaciones del terreno por las que pidieron que se hiciera un nuevo diseño; mientras que el lado poniente, aunque inició con un conceptual de SWA, también se ajustó el proyecto por Prohabitat, pero el concepto es de ambos”, aclaró la arquitecta.

Al término de su construcción, El Solar tendrá en total más de 40 mil m2, con árboles y plantas nativas o adaptadas, en busca de reducir el consumo de agua y formar un ecosistema saludable; nueve mil 418 m2 de explanadas de pasto para eventos y esparcimiento; 13 mil m2 de vegetación menor, para la formación de especies pequeñas; andadores y mobiliario de distintos tipos, como bancas y mesas.

A la fecha, el proyecto paisajístico cuenta con 807 árboles que contribuyen a la formación de un microclima, accesibilidad y rampas según la normatividad internacional ADA (American with Disabilities Act) y una fuente escalonada, que acompaña al transeúnte que circula del Estoa al edificio de Rectoría o a la cañada.

También incluirá el arroyo de la cañada y un extenso espejo de agua, de 450 m3 aproximadamente, flanqueado por un muro de mármol negro Monterrey –propio solo de la región y de otro sitio a nivel mundial–, de 3.5 m de altura por 55 m de largo, con la inscripción: “Universidad de Monterrey”.

“Quien esté en la plaza”, mencionó González Alanís, de Prohabitat, “tendrá de vista el gran espejo de agua y el muro de mármol negro Monterrey, que tiene una fuerza de identidad importante, con el gran letrero que se reflejará sobre el agua; y atrás, el edificio de Rectoría”.

La ermita con la virgen tendrá una altura de 2.50 m por 6 m de frente aproximadamente, con una capacidad aproximada de terraza de 40 personas sentadas, frente al oratorio.

Calderón Villegas agregó que, de la superficie intervenida por el proyecto, anteriormente 21 mil 200 m2 eran ocupados por estacionamientos.

“La prioridad es hacer un campus peatonal (…); hay un área importante dentro del campus que la utilizan los coches, entonces, la idea es sacar toda esa infraestructura para que la utilice el alumnado y la comunidad universitaria”, expresó.

DESARROLLO DEL PAISAJE

Prohabitat participó desde tiempo atrás en la implementación de otros proyectos paisajísticos de la UDEM, de acuerdo con el Plan Maestro del campus delineado por SWA, como la Plaza del Estoa, los jardines del Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño, el corredor poniente y el acceso por Alfonso Reyes, además de la regeneración de los patios y el drop off de la Prepa UDEM Unidad San Pedro.

González Alanís señaló que El Solar contribuirá a la formación en educación ambiental del alumnado y de la comunidad universitaria en general, debido a que la presencia de vegetación nativa servirá como jardín botánico, en el que se podrá observar los procesos naturales como los cambios de estación, hibernación, polinización, anidación y crianza, depredación y el balance de un ecosistema sano y funcional.

“El de la UDEM es uno de los pocos terrenos, con un solo propietario, que unen el río con la sierra, y es un corredor de fauna silvestre”, comentó.

Agregó que parte de la vegetación anterior, como encinos verdes y robles, regresaron al campus: 61 árboles están plantados en El Solar, pero la mayor parte de la flora es nueva.

“El cambio de vegetación ha impactado en la fauna y es notorio el contraste entre las zonas aún no intervenidas del campus −el lado oriente−, donde hay palmas, fresnos y otras plantas que se usaron durante años, y el lado poniente, con flora nativa, donde ya se observan colibríes, cenzontles, cotorros, ardillas”, detalló.

De acuerdo con González Alanís, para el diseño de las plazas y andadores, se tomaron en cuenta los flujos peatonales con origen y destino dentro del campus, lo que dio como resultado cuatro ejes prioritarios que atraviesan el área de El Solar: el eje de acceso principal al edificio de Rectoría, de Estoa al edificio de Rectoría, de zona deportiva al edificio de Rectoría y al acceso principal, y de aulas al edificio de Rectoría y Estoa.

“Una de las cosas que nos rigió fue hacer un análisis de los movimientos que iba a tener la comunidad, a partir de que entrara Estoa en operación; antes era un terreno que no tenía uso, pero al momento de poner Estoa, se tiene un flujo de gente que cruza por lo que antes eran los estacionamientos”, explicó.

Al norponiente de El Solar, se prepara una explanada de pasto con capacidad para cinco o seis mil personas, que podría utilizarse para eventos masivos, como conciertos, el Día Amarillo o las graduaciones; además, desde ese punto se tienen vistas panorámicas hacia las montañas y las obras arquitectónicas que lo rodean: el edificio de Rectoría, el Estoa y el Centro Roberto Garza Sada.

“La Plaza Norte quedará ajardinada y con una parte de terracería, preparada para una obra posterior dentro del Plan Maestro: un nuevo teatro del que la plaza sería el área de recepción”, estableció el arquitecto.  

“Hemos hecho algunos pedacitos del Plan Maestro y tratamos de seguir la idea original; creo que con este proyecto es cuando más se va a notar el cambio del campus de la Universidad: ahora sí se está viendo una transformación fuerte”, destacó.