21
Dom, Jul
447 New Articles

Tecnología de CEMEX incrementa vida de nuevo “Puente la Unidad”

Sostenibilidad
Typography

CEMEX suministró 34 mil metros cúbicos de concreto reforzado para construir el segundo puente más largo de México.

Monterrey, México. – CEMEX participó en la construcción del nuevo “Puente La Unidad”, suministrando concreto reforzado con características técnicas que le permitirán tener una vida útil de aproximadamente 50 años.

CEMEX abasteció 34 mil metros cúbicos de concreto para el proyecto construido sobre el Golfo de México, el cual posee una longitud de 3.2 km y es la nueva conexión entre el estado mexicano de Campeche y la Península de Yucatán, y es considerado el segundo puente más largo de México y el quinto en Latinoamérica.

Esta obra de infraestructura permite la movilidad de alrededor de 5 mil vehículos diarios y beneficia las actividades de los sectores turismo, industria y comercio en la región.

El puente se construyó para soportar grandes cargas vehiculares y resistir las condiciones extremas de esta zona costera de México. Debido a su exposición directa al mar, se utilizaron diversos concretos que alargan la vida útil de la estructura.

Se emplearon diversas tecnologías innovadoras de concreto capaces de superar los retos presentados por el proyecto. Para proteger la estructura de corrosión y evitar expansión por penetración de sulfatos, se utilizó la gama de concreto Duramax, característico por su durabilidad, pues brinda una vida útil aproximada de 50 años; también se empleó concreto Fortis Alta Resistencia, permitiendo conseguir altas resistencias, e Ingenia para mejorar la trabajabilidad del concreto, permitiendo una eficiente gestión de la obra.

“Para este importante proyecto, aportamos toda nuestra experiencia para crear un diseño de ingenierías que facilitara los objetivos de durabilidad y resistencia que solicitó el cliente Consorcio Puente La Unidad”, afirmó Alejandro Varés, Vicepresidente de Infraestructura y Gobierno de CEMEX México.

“También sugerimos el uso de concretos de resistencia acelerada (Promptis) para un manejo más eficiente del tiempo y los procesos de descimbrado, concreto autocompactable (evolution) para mejorar los acabados de las trabes y facilitar la colocación en los pilotes y zapatas, así como la instalación de una planta de concreto dedicada al proyecto”.