20
Vie, Sep
522 New Articles

Ferrero de México cumple 25 años y lo celebra con la certificación otorgada por Great Place to Work

Sostenibilidad
Typography

Ferrero de México aporta crecimiento constante gracias a la planta de San José Iturbide, Guanajuato y su Centro de Innovación y Desarrollo

Por Reyes Gamez/Agencia de Noticias 3er SECTOR

Monterrey, N.L.- En este 2017 Ferrero de México celebra 25 de años de ser una empresa que contribuye al crecimiento de México y a esta celebración de la empresa se suma el ser certificada como un lugar de trabajo ideal por Great Place to Work.

 

Ferrero de México es el lugar de trabajo de más de mil colaboradores y es una de las empresas más comprometidas con los valores de la familia mexicana.

Desde su apertura en 1992, los productos con los que Ferrero de México incursionó en el mercado se convirtieron rápidamente en insignias de la marca, así los chocolates Kinder y Ferrero Rocher alcanzaron más hogares en todo el país. El año 2002 marcó un parte aguas para la compañía, que aunque ya generaba ventas excepcionales, decidió lanzar una de sus apuestas más exitosas, Kinder Délice, un pastelito que se convirtió en punta de lanza de ventas para la marca.

Pietro Paolo Cornero, director para México y Centro América de Ferrero, señaló que “durante estos 25 años, Ferrero de México se ha esforzado en mantener y superar los altos estándares de calidad que identifican a la marca en el mundo entero, y desarrollar productos adaptados a las necesidades de México, uno de los mercados más importantes de la región”.

En 2010, Ferrero de México se crece con una inversión de casa matriz de 200 millones de dólares para una fábrica local. En 2012 La planta de San José Iturbide, en Guanajuato, le da empleo a 500 nuevos colaboradores, y arranca con 4 líneas de producción: Kinder Sorpresa, - que rápidamente se convirtió en uno de los productos preferidos para incentivar la interacción entre madres e hijos-, Kinder Délice, Kinder Chocolate y Nutella.

En 2016, Ferrero hace realidad el proyecto del Centro de Innovación y Desarrollo, ubicado en la misma planta, centro único en su clase en el continente que tiene como objetivos la búsqueda y mejora de las materias primas, la capacitación de proveedores, el descubrimiento de posibles nuevas materias primas, así como el desarrollo de nuevos productos.

El Director para México y Centro América de Ferrero recordó que “varios son los motivos por los que se eligió a México para abrir este laboratorio, entre ellos por ser el lugar de origen del árbol del cacao, lo que permite volver al lugar donde todo empezó. Al mismo tiempo la riqueza de materias primas que ofrece el país gracias a su clima y biodiversidad, combinado con la pluricultural historia de México permite descubrir y fundir nuevas combinaciones”.

En su gestión de negocios, Ferrero de México busca apoyar el desarrollo de las comunidades por lo que una de sus acciones para promover la activación de las personas es el programa Kinder+Sport, dirigido a los jóvenes y sus familias, que promueve estilos de vida activos y que ya ha superado los 240 mil jóvenes impactados gracias a las activaciones semanales en 150 unidades habitacionales de la Ciudad de México.