18
Mié, Oct
269 New Articles

"Nosotros podemos. Yo puedo." Dar un paso adelante para acabar con el cáncer

Estilos de Vida
Typography

Ciudad de México.- "Nosotros podemos. Yo puedo" Es un mensaje inspirador que nos invita a considerar cómo todos, tanto comunidades como individuos, pueden hacer una diferencia en la reducción de la carga mundial del cáncer.

 

También es un desafío más amplio que nos llama a unirnos con el objetivo final de prevenir y curar el cáncer para que amigos y seres queridos, padres y abuelos, hijos e hijas nunca más tengan que oír la frase de dos palabras que se ha dicho en todos los idiomas del mundo, durante mucho tiempo, "tienes cáncer".

Si bien estamos logrando progresos, claramente queda camino por recorrer. El hecho es que el cáncer se ha convertido en la causa número uno de muerte en muchos países. 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 2 hombres son diagnosticados con la enfermedad en el transcurso de su vida y si no se hacen los controles necesarios, el número de muertes aumentará a 13 millones para el año 2030. En América Latina, se estima que la incidencia de nuevos casos de cáncer podría aumentar en un 33% en el 2020 y que para el 2030 cobrará 1 millón de muertes.

Philips se compromete a mejorar estas cifras desgarradoras con innovación de impacto que ayude a los científicos y médicos a comprender mejor esta enfermedad compleja y devastadora. La meta es ayudar a los médicos a detectar y diagnosticar el cáncer antes y con más exactitud y apoyar a los médicos y a sus pacientes a medida que generan opciones de tratamiento más personalizadas. Trabajando juntos como una comunidad del cuidado de la salud, las soluciones y tecnologías innovadoras pueden mejorar la salud y salvar vidas.

"Eso es lo que me inspira hoy y todos los días. Espero que genere la misma energía e inspiración en los demás", dice Brent Berthy, director general de Terapia RM e Invivo en Philips.

Miremos una de las muchas áreas donde la innovación tiene un impacto real en el diagnóstico de cáncer y el tratamiento.

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata puede ser una enfermedad mortal, pero la mayoría de los hombres a los que se les diagnostica cáncer de próstata no mueren de él, sino que mueren con él. De aproximadamente un millón de pacientes con cáncer de próstata en todo el mundo cada año, alrededor del 75% de ellos sobrevivirá. Estos son números prometedores, pero todavía hay un margen de mejora.

Uno de los primeros pasos en el diagnóstico de cáncer es a través de una biopsia: se utiliza una aguja para tomar una muestra del tejido del área donde se sospecha que está el cáncer. Para un diagnóstico definitivo, es importante que esta muestra se tome de la ubicación correcta. Para hombres con cáncer de próstata, o la sospecha de cáncer de próstata, los resultados de la biopsia son la manera estándar para determinar si tienen cáncer.  Desafortunadamente, muchos hombres, a menudo, necesitan someterse a más de una biopsia. En Estados Unidos, por ejemplo, se hacen 1.3 millones de ultrasonidos transrectales estándares o biopsias TRUS de próstata cada año.

La típica biopsia de la próstata tomando 12 muestras al azar que se utiliza hoy en día es, en muchos casos, imprecisa. Además, enfocar solo un área de la próstata, por lo general, genera imágenes de baja resolución. Esto significa que si el doctor no le acierta a la zona en la que sospecha que está el cáncer o no puede ver claramente los detalles en una imagen, el paciente debe volver al hospital para otra biopsia de 12 muestras con la esperanza de encontrar el posible tumor. Incluso cuando se encuentra el cáncer, en ocasiones, los pacientes son sometidos a un tratamiento excesivo, lo que puede resultar en efectos secundarios graves, o se adopta un tratamiento leve ya que no se reconoce su perfil de alto riesgo.

En Philips, estamos continuamente buscando las mejores formas de ayudar a los médicos a encontrar el cáncer lo antes posible, hacer un diagnóstico más preciso y adoptar un enfoque muy personalizado que le proporcione al paciente la mejor atención posible.

Tradicionalmente, los doctores utilizan equipos de ultrasonido para guiar las agujas de la biopsia, sin embargo, en el ultrasonido, puede ser difícil ver los tumores en los tejidos blandos de la próstata. Los escáneres de IRM pueden hacer esta tarea mucho mejor. Pero puede ser difícil integrar de forma efectiva y eficiente los escáneres de IRM en el flujo de trabajo actual para obtener la muestra para la biopsia.

Gracias a la imagenología única y las capacidades de procesamiento de imagen, una de nuestras nuevas innovaciones tiene la oportunidad de ayudar a resolver este problema mundial.

Primero, realizamos una resonancia magnética de la próstata y luego combinamos ese mapa del tumor con el ultrasonido en vivo. Un dispositivo pequeño de seguimiento unido a la sonda de ultrasonido ayuda a determinar la ubicación y la orientación del dispositivo de la biopsia. Esto es similar al GPS del coche y proporciona mayor orientación en 3D para el médico para que pueda posicionar la aguja exactamente en la ubicación del tumor.

Este es un paso importante hacia la extracción de una muestra para la biopsia más exacta, lo que le permitirá a los médicos mejorar la confianza en el diagnóstico y ayudará a los pacientes y al médico a tomar decisiones más informadas.

¿Qué significa esta nueva forma de gestionar, interpretar y compartir datos para los pacientes y los médicos? Para los médicos, significa tener más información para determinar el riesgo y tomar la decisión correcta para el tratamiento personalizado. Para los pacientes, puede ser una nueva forma de comprender la información acerca de su salud, lo que les permite utilizar estos datos para tomar decisiones sobre el tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades y su situación personal.

En honor a todos aquellos que se han visto o se verán afectados por el cáncer, en Philips estamos reflexionando sobre la importante labor que contribuye a crear un mundo más saludable. Hoy renovamos nuestro compromiso de trabajar más para hacer una diferencia positiva en las vidas de las personas que confían en nosotros para su diagnóstico, tratamiento y atención.

Y luego, con el simple y profundo llamado a la acción, "Nosotros podemos. Yo puedo. ¡Sigamos adelante!".