17
Jue, Ago
182 New Articles

CEMEX contribuye a construcción del Museo Internacional del Barroco

Sostenibilidad
Typography

Monterrey, México.– CEMEX participó en el desarrollo de una innovadora técnica que facilitó la construcción de los más de 50 muros de uno de los centros culturales más importantes de México: el Museo Internacional del Barroco, en Puebla.

El diseño del Museo, a cargo del ganador del Premio Pritzker 2013, Toyo Ito, se compone de 702 piezas curvas de concreto blanco de entre 18 y 25 metros de altura, albergadas en un espacio de 18,150 metros cuadrados dividido en dos niveles.

“Lo que estás viendo en el Museo son piezas que se hicieron con una capa de concreto blanco exterior, una capa de concreto blanco interior y al centro estaba hueco; ese relleno se hizo en obra”, dijo Rafael Barona, arquitecto de DANSTEK, el despacho encargado de la construcción.

Los prefabricados permitieron que se respetaran las formas curvas de cada muro, además de mantener la más alta calidad del acabado aparente. Esta técnica facilitó una reducción en los tiempos de ejecución del programa original en un 48%, eliminar el uso de cimbra en sitio para un ahorro del 100% en este rubro y reducir en un 40% el consumo de concreto blanco ya que en los muros solo se requería para las capas interior y exterior, mientras que el interior fue colado con concreto gris autocompactable.

DANSTEK trabajó con CEMEX para desarrollar el concreto que rellenaría cada pieza, el cual debía ser colado a grandes alturas, evitar problemas de fluidez y oquedades. “La mezcla que obtuvimos con CEMEX funcionó a la perfección y se logró homogeneidad en el concreto: es un concreto súper especial que nunca habían hecho, porque nunca se habían topado con una cimbra de concreto que además fuera del acabado del edificio”, explicó Barona.

Con esta mezcla se generaron las 702 piezas que conforman los 54 muros del Museo, colocadas con el uso simultáneo de 10 grúas, terminando la construcción en un tiempo récord de 27 semanas. “El 100% de la estructura está hecha, creada y resuelta en México, con un diseño japonés, ejecución totalmente mexicana y con una calidad de primera”, añadió Barona.

 

“En poco más de un año hemos recibido alrededor de medio millón de visitantes de todo México y del mundo, cumpliendo nuestro propósito de que familias enteras visiten, reflexionen y tomen posesión del lugar”, dijo el Embajador Jorge Alberto Lozaya, Director del Museo.